Unos padres causan graves lesiones cerebrales a su bebé porque lloraba mucho

El bebé de 3 meses se debate entre la vida y la muerte
Un bebé de tres semanas lucha por su vida en la UCI tras contagiarse de coronavirus
photo_camera Unos padres causan graves lesiones cerebrales a su bebé porque lloraba mucho

Según recoge El Caso, unos padres originales del Principado de Asturias están acusados de varios delitos de lesiones y lesiones imprudentes al haber causado serias lesiones cerebrales a su hija, una bebé de tres meses. Según ha trascendido, tanto la madre de la bebé como su pareja, el otro acusado, molestos por los llantos de la niña, la zarandearon violentamente en múltiples ocasiones, provocándole un daño cerebral severo. La niña, que permaneció ingresada en la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) diecinueve días, sufre varias secuelas.

Los padres lanzaron a la bebé de tres meses al aire entre cuatro y cinco veces

La investigación apunta a que la pequeña fue violentada por su madre y la pareja de esta en tres ocasiones distintas, muy seguidas entre ellas.  La primera agresión sucedió en enero del año 2020, en una visita familiar a la abuela de la víctima que duró varios días. La bebé empezó a llorar, y la pareja de la madre, muy molesto por el escándalo de la niña, la sacó del cochecito y la lanzó al aire unas cuatro o cinco veces, mientras la agarraba de las axilas. Esto provocó que la cabeza de la niña, que ella no podía controlar por su corta edad, se sacudiera adelante y hacia atrás con fuerza. Un mes después, el 21 de febrero del año 2020, tuvo lugar la segunda agresión, perpetrada por la madre: la mujer, también molesta por los llantos de su hija, zarandeó violentamente a la bebé. Ese mismo día, aunque de madrugada, se produjo la tercera agresión: la progenitora zarandeó de nuevo, también con violencia, a la niña, que estaba llorando. 

La niña estuvo ingresada 19 días en la UCI con serios daños cerebrales

Las actuaciones de los padres respecto a su hija de tres meses supusieron que la pequeña tuviera que acudir de urgencias al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Ahí, la niña permaneció ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pediátrica durante diecinueve días debido a los severos daños cerebrales provocados por los padres. Los médicos que atendieron a la niña observaron que sufría de hipotonía (tono muscular muy débil), su nivel de conciencia era muy bajo, no reaccionaba ante estímulos dolorosos, respiraba de forma superficial y padecía taquicardia. A lo largo del ingreso, los sanitarios también advirtieron que la niña estaba desconectada del medio y entorno, sus extremidades estaban extremadamente rígidas y sus movimientos eran erráticos. La bebé estuvo ingresada con analgésicos y ventilación mecánica, según ha sabido Telecinco

Los médicos alertaron que el daño cerebral supondría graves secuelas para la bebé

Las pruebas que los sanitarios realizaron a la niña no dejaron lugar a dudas: la pequeña sufrirá secuelas durante el resto de su vida, a causa de las negligencias de sus padres. Con todo, la bebé, de tres meses, presentaba en el momento del ingreso hospitalario una actividad cerebral enlentecida a nivel general, y los expertos predijeron que la niña sufriría déficits visuales y auditivosalteración de la memoriaretraso motriz y en el lenguaje expresivo y, finalmente, retraso mental.

Fiscalía solicita condenas de tres años de cárcel para la madre y su pareja

La pareja acusada apenas llevaba unos meses conviviendo en un inmueble de la localidad asturiana de Mieres junto a los hijos de la mujer (uno de ellos, la bebé de tres meses que sufrió las lesiones) cuando sucedieron los hechos, que están siendo juzgados ahora, y para los que este viernes, 15 de julio, se prevé la vista oral. La Fiscalía solicita condenas de tres años de cárcel para los dos adultos, así como la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la niña durante ocho años. La madre ingresó en prisión provisional el mismo año de los hechos, y permaneció entre rejas nueve meses. Por lo que a la niña respecta, se la declaró en situación de desamparo, y su tutela la asumió la entidad pública correspondiente. Debido a esto, la Fiscalía también pide que los acusados indemnicen económicamente a la bebé y asuman los costes de la atención médica.  

Comentarios