martes 28/9/21

La familia de un fallecido denuncia su cremación por error y la entrega de otro cuerpo

La familia va a denunciar al hospital
Identificado un cadáver tras pasar 13 años en un congelador de la morgue de Valencia
La familia de un fallecido denuncia su cremación por error y la entrega de otro cuerpo

Según recoge Informativos Telecinco, la familia de Manuel Moya, un hombre de 66 años, ha denunciado que un hospital de la provincia argentina de Catamarca cremó sin permiso sus restos después de haber fallecido por coronavirus.

Los hechos ocurrieron cuando Manuel acudió al Sanatorio Pasteur por problemas renales y otras patologías que hicieron que tuviera que quedarse ingresado en el hospital. Los médicos avisaron a su familia, asegurando que se había contagiado de coronavirus. 

Unos días más tarde, la salud del hombre se fue agravando y tuvo que ser trasladado a terapia intensiva. A pesar de su delicado estado de salud, la víctima seguía manteniendo el contacto con sus hijas y su mujer a través del teléfono. 

Uno de esos días, a las cuatro de la mañana, los sanitarios llamaron a una de las hijas del hombre para pedirle que le acercaran su DNI. Tras hacerlo, aseguraron en un primer momento que no había fallecido. Sin embargo, unas horas más tarde, una llamada confirmó que sí que había muerto por coronavirus.

Cuando los familiares quisieron reconocer el cuerpo, el personal del hospital les negó el acceso a la morgue. La familia se puso en contacto con una empresa fúnebre para que se hiciera cargo del sepelio, y como conocían a la familia, aseguraron que iban a comprobar que fuese su cuerpo antes de trasladarlo.

Fue en ese momento cuando se confirmó el temor de la familia: el cuerpo en el interior de la bolsa no era el de Manuel, sino el de una mujer. La familia de la víctima solicitó una explicación a las autoridades, que aseguraron que todo se trató de un error.

Al parecer, el cuerpo de Manuel ya había sido incinerado. Ese mismo día en el hospital fallecieron otras dos personas más, tres en total, pero solo hay dos cuerpos. Ahora la familia no sabe quién es quién.

En un vídeo, una de las hijas de la víctima ha pedido a todas las víctimas del coronavirus que revisen los cuerpos de sus familiares para que no les ocurra como a ellos: "Exijan que se vea la cara de la persona que le están entregando".

La familia Moya ha realizado una denuncia penal después de que el hospital no haya dado ningún tipo de respuesta ante este error, según recoge el Medio local La Voz.

Comentarios