Muere una madre de 36 años de un infarto tras esperar horas una ambulancia

Pese a las llamadas desesperadas de su marido la ambulancia llegó tarde
Muere un operario al quedar atrapado por una máquina en una nave industrial, ambulancia, accidente de tráfico, UVI, 
photo_camera Muere una madre de 36 años de un infarto tras esperar horas una ambulancia

Según recoge Informativos TelecincoHannah Houghton, de 36 años, una madre de cuatro hijos con fibrosis quística a la que prometieron una rápida respuesta mientras luchaba por respirar, murió de un ataque al corazón tras esperar 11 horas a una ambulancia. Una trágica noticia que ha trascendido este jueves. La mujer presentaba dificultades respiratorias el pasado 18 de diciembre y su prometido, James Jackman, llamó a los servicios de emergencia sobre las 19:20 horas, pero los sanitarios llegaron a su casa de Kings Norton, en Birmingham (Inglaterra), a las 06:145 horas del día siguiente.

Houghton fue trasladada de urgencia al Hospital Reina Isabel de Birmingham, a menos de cinco kilómetros de su casa, donde recibió tratamiento por presión arterial peligrosamente baja, recoge 'Daily Mail'. Los médicos llevaron a la mujer a la UCI, pero entonces sufrió un paro cardíaco fatal y murió en la madrugada del 22 de diciembre. Jackman, su marido, de 38 años, aseguró que su pareja podría haberse salvado si la hubieran llevado antes al hospital.

El marido de Hannah Houghton: "Ella luchó, era una gran luchadora"

"Quién sabe realmente, pero creo que si el tratamiento hubiera comenzado 11 horas antes, podríamos estar hablando una situación diferente. En cambio, tenemos cuatro niños sin madre. Podrían haber hecho una excepción. Me dijeron que recibiría una respuesta rápida, pero que podía haber retraso. Me senté con ella hasta las 06:15 horas de la mañana, cuando aparecieron. No podía creer la demora", ha explicado James Jackman, que trabaja como constructor en la ciudad británica.

"Traté de hacer que estuviera lo más cómoda posible durante toda la noche y seguí vigilándola. Ella luchó, era una gran luchadora. Le dije que la amaba y luego se fue", ha agregado el hombre, en un momento verdaderamente complicado. Tanto él como los familiares de Hannah piden explicaciones por parte del Gobierno y las autoridades sanitarias, a los que responsabilizan de falta de profesionales: "Se notaba que todos los médicos estaban exhaustos. Hicieron un gran trabajo. Llevaron a mi mujer lo más rápido posible":

"Ellos no tienen culpa. El problema es de arriba, del Gobierno (del Reino Unido). Sé que no se puede predecir lo que habría sucedido si la hubieran atendido antes, pero todo sería diferente", ha sentenciado el marido de la fallecida, lamentando esta tragedia.

Las disculpas del Servicio de Ambulancias de West Midlands

Desde los servicios de NHS aseguran que la crisis actual del servicio de salud no tiene precedentes. Tracy Bullock, directora ejecutiva de University Hospitals of North Midlands, indicó en este sentido: "Llevo 38 años trabajando y he estado en 32 Navidades. Sin duda, esta ha sido la más difícil que he presenciado".

El Servicio de Ambulancias de West Midlands se disculpó por el retraso de 11 horas. Un portavoz de la entidad dijo: "En primer lugar, nos gustaría disculparnos con la familia de la fallecida por la respuesta tardía y ofrecer nuestras condolencias. Lamentablemente, estamos viendo que algunos pacientes esperan mucho tiempo para que lleguen las ambulancias como resultado de los largos retrasos en los traslados al hospital".

"Si hay largas demoras en los traslados, mientras nuestros equipos atienden a los pacientes que necesitan ser admitidos en el hospital, simplemente no pueden responder a la próxima llamada, lo que puede afectar la atención del paciente en la comunidad. Estamos trabajando increíblemente duro con nuestros socios para encontrar nuevas formas de reducir estos retrasos, de modo que nuestros equipos puedan responder más rápidamente y salvar más vidas", concluyeron.

Comentarios