Silvia, la joven de 34 años entre la vida y la muerte tras una operación estética

Tras un calvario por varios hospitales la joven está en estado crítico
Espera horas para ser atendida en urgencias y le cobran pese a no ser atendida, paciente, enfermo, enfermedad, hospital, camilla, médico, sanitarios, 
photo_camera Silvia, la joven de 34 años entre la vida y la muerte tras una operación estética

Según recoge El Caso, Silvia es una joven de 34 años que está ingresada en la UCI luchando entre la vida y la muerte después de someterse a tres cirugías estéticas en un mismo día en una clínica privada de Madrid. Aunque sus graves problemas de salud pasaron justo después de la cirugía, en la clínica dicen que se hizo todo correctamente y que no tienen ninguna responsabilidad, una versión que no cuadra con la versión de los familiares, que han explicado detalladamente qué pasó.

Todo empezó el 29 de abril, cuando Silvia Idalia Serrano se hizo una triple operación estética en el hospital VOTO, de la clínica CEME de Madrid. Estas cirugías eran de un aumento de pechos, una liposucción y una transferencia de la grasa a los glúteos. La operación, en principio, fue bien, pero el posoperatorio se empezó a complicar.

Silvia Idalia Serrano fue operada por el doctor Árevalo

Según explica El Confidencial, fue operada por el doctor Árevalo y recibió el alta al día siguiente de la operación, aunque se había quejado de qué tenía mucho malestar general y que había pasado una mala noche. Los seis días posteriores, esta joven de 34 años empezó a encontrarse muy mal: el dolor aumentó, tenía fiebre, se mareaba, se desmayaba y vomitaba. Sin embargo, el doctor Árevalo insistía en que estos síntomas eran normales después de una operación.

Ingresó en la UCI del hospital La Paz de Madrid

Silvia y su pareja fueron en tres ocasiones diferentes a urgencias del hospital Pío XII, que es el encargado de atender las urgencias del centro donde la operaron. Las dos primeras veces le dijeron que todo era correcto y que tenía que comer, pero que no se preocupara. No obstante, la tercera vez todo cambió: los médicos la vieron muy mal, e inmediatamente la trasladaron en la UCI del hospital La Paz.

Silvia Idalia Serrano / Twitter

"Llegó prácticamente muerta, con un shock séptico muy extendido"

"Llegó prácticamente muerta, con un shock séptico muy extendido y, desde entonces, está luchando entre la vida y la muerte. Silvia, actualmente, está ingresada con un coma inducido. La infección es tan grande que ha afectado a los órganos vitales. En las zonas de la operación está muy necrótico. Si sobrevive será un milagro y quedará muy mal", explica un familiar de la víctima a El Confidencial.

"La infección no pasó en el quirófano, podría ser por cualquiera otro factor"

Desde la clínica CEME aseguran que no se ha producido ninguna negligencia y que el procedimiento fue correcto. "Esperamos que se recupere, pero la infección no pasó en el quirófano, podría ser por cualquier otro factor posterior", concluyen desde la clínica.

Los familiares de la víctima lo han denunciado todo

Los familiares de la víctima lo han denunciado todo y habrá que esperar a saber cómo avanza tanto su investigación como el estado de salud de Silvia, aunque los médicos ya han avisado de que hay pocas posibilidades que se pueda recuperar.

Comentarios