Se olvidan durante siete horas a una niña de 3 años en un autocar escolar

El padre de Lucía, la niña de 3 años olvidada en un bus escolar en Sitges: "Habría podido ser muy grave"
Renovado el contrato del servicio de transportes de viajeros Ciudad Real-Manzanares, autobús, autocar, 
photo_camera Se olvidan durante siete horas a una niña de 3 años en un autocar escolar

Según recoge El Caso, parece inexplicable, pero el pasado lunes, en Sitges, una niña de 3 años, Lucía, estuvo más de siete horas cerrada en un autocar después de que las dos monitoras que gestionaban el servicio de transporte escolar se la olvidaran en el interior del bus que la tenía que llevar de su casa en la escuela. Suerte que la niña llevaba agua y comida a la mochila, hecho que posibilitó que la criatura pudiera alimentarse ella sola durante las largas horas de cautiverio.

Más siete horas encerrada en el autobús

Suerte, también, que el lunes no fue uno de los días de calor intenso como los que nos han tocado vivir en esta última fase de verano en nuestra casa. La niña estuvo desde las nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde cerrada en el bus, cuando el conductor, que tenía que volver a hacer la ruta para devolver a la niña en casa, la encontró, llorando y muy trastornada. La niña de tres años fue visitada por un médico que certificó que estaba en buen estado de salud. La Fundación Pere Tarrés ha apartado de manera cautelar a las dos monitoras que se olvidaron a la niña.

Sebastián Esteban, el padre de Lucía, ha explicado en una entrevista en TV3, que la niña pregunta cómo es quien nadie la abrió y la dejaron cerrada durante horas en el bus. El progenitor de la niña también asegura que notan a su hija estresada por la situación vivida y también alertan "tardaremos un tiempo a volver a hacerla subir a un autobús escolar". Sebastián se muestra "indignado" por la situación y detalla que incluso la niña, con solamente tres años, intentó manipular las puertas del bus para intentar salir de allí dentro. "Habría podido pasar una cosa mucho más grave", lamenta.

El Consell Comarcal quiere aclarar qué pasó

Para aclarar los hechos, el Consell Comarcal del Garraf, quien gestiona el servicio, ha ordenado abrir una investigación y ha pedido un informe a las empresas que prestan el servicio de monitorización y de transporte, la Fundación Pere Tarrés y Autocars Plana. Mònica Gallardo, presidenta comarcal, quiere poder aclarar los hechos para depurar responsabilidades cuanto antes mejor. No es la primera vez que las dos empresas tienen que ser requeridas por problemas con este servicio de transporte escolar, en la misma escuela.

Desde el Consell Comarcal también activarán reuniones con la escuela, los padres y el consistorio "para detectar áreas de mejora y trabajar para que el transporte escolar se preste con garantías que las criaturas están bien atendidas", ha asegurado la presidenta.

Comentarios