Una mujer convive 18 meses con el cadáver de su marido fallecido por coronavirus

La mujer lavaba el cadáver, instaló un aire acondicionado en la habitación para evitar su descomposición y lo masajeaba con aceite
Identificado un cadáver tras pasar 13 años en un congelador de la morgue de Valencia
photo_camera Una mujer convive 18 meses con el cadáver de su marido fallecido por coronavirus

Según recoge Informativos Telecinco, la negación de una mujer por aceptar la muerte de su marido ha sacudido a la sociedad india. Según se ha podido conocer gracias a los medios de comunicación del país, una mujer llamada Mithali ha convivido durante un año y medio con el cadáver de su marido en su propio domicilio situado en estado de Utter Pradesh, en la India.

Al parecer, el marido de Mithali tenía 35 años y falleció en el mes de abril de 2021 tras sufrir un neumonía bilateral provocada por el covid del que se había contagiado semanas antes de su muerte. Al no superar la infección de los pulmones, el hombre de 35 años terminó falleciendo en el domicilio que compartía junto a su mujer.

No superó la muerte de su marido

Sin embargo, Mithali nunca aceptó la muerte de su pareja y, en vez de tramitar su muerte, la mujer decidió dejar el cuerpo sin vida de su marido en la casa que compartían.

Durante estos 18 meses, Mithali acondicionó la habitación donde se encontraba el cadáver de su marido instalando una máquina de aire acondicionado y regulándola a muy baja temperatura para que así conservase bien el cuerpo sin vida. Además, este aire acondicionado estaba funcionando durante el día y la noche para no acelerar el proceso de descomposición.

Los cuidados al cuerpo sin vida de su marido

Junto a esta compra, Mithali también proporcionó aseo y lavados diarios al cuerpo con antisépticos. Sus cuidados también abarcaban masajes con diferentes aceites para proteger la piel del cadáver.

Tras 18 meses de ausencias en su puesto laboral, los compañeros de trabajo del fallecido dieron aviso a los agentes de Policía que investigaron la supuesta desaparición.

Finalmente, los agentes se presentaron en el domicilio familiar situado en el estado de Utter Pradesh, en la India, donde encontraron el cadáver del hombre de 35 años. Junto a él, estaba su mujer Mithali que confesó todos los hechos.

Por su parte, las fuentes policiales han apuntado que sospechan que más familiares pudieron ayudar a la mujer con los cuidados al cuerpo sin vida. Sin embargo, han destacado que no presentarán ningún cargo contra la viuda del fallecido, ni contra otro familiar o amigo.

Comentarios