viernes 24/9/21

Simona, la joven de 20 años que ha muerto tras ser atacada por una jauría de perros

Los médicos no han podido salvar su vida
Simona, la joven de 20 años que ha muerto tras ser atacada por una jauría de perros
Simona, la joven de 20 años que ha muerto tras ser atacada por una jauría de perros
Según recoge El Caso, una joven italiana de 20 años, Simona Cavallaro, muere asesinada por una jauría de perros, que le atacaron cuando estaba junto a su novio en un merendero de Monte Fiorino, en Satriano, al sur de Italia.

Una jauría de perros mata a una joven de 20 años

La pasada semana, Simona y su novio Yuri paseaban por un pinar de la zona boscosa de Monte Fiorino, un área equipada que incluye un parque infantil, donde frecuentan los veraneantes que buscan tranquilidad.

Era la tarde del 26 de agosto, cuando, mientras estaban solos en un claro y caminaban, se cruzaron con una jauría de perros, que se mostraron muy agresivos y que les cerraron el paso. Después, la manada los rodeó y ellos, asustados, intentaron escapar.

Paseaba con su novio y fueron atacados

Yuri, el joven, consiguió escapar y llegar a un refugio en ruinas, donde se escondió y defendió con un palo, mientras pedía ayuda con su teléfono móvil.

Poco después llegaron los agentes de la policía italiana, los carabinieri, y los servicios de emergencias, pero ya era tarde. Los perros habían alcanzado a Simona cuando intentaba huir y los sanitarios ya la encontraron muerta, desangrada.

La investigación se centró entonces en identificar de dónde provenían los animales, que en un principio esclarecieron que eran perros pastores, muchos sin dueño.

Simona tenía un hermano gemelo y la tragedia ha conmocionado a toda la población, ya que era muy conocida por ser hija de unos famosos joyeros de su pueblo, Soverato.

Quejas por los perros sueltos sin gestionar en Italia

La muerte de la joven, que cursaba segundo de carrera, ha levantado de nuevo la polémica sobre la gestión de los animales abandonados en el sur de Italia, donde gran cantidad de perros y gatos viven en las calles sin control. 

La Organización Internacional para la Protección de los Animales (OIPA) señala con el dedo a las administraciones y la falta de fondos necesarios para gestionar el tema. "El perro vagabundo no se crea a sí mismo: esta lacra social, muy grave en Italia, especialmente en el sur, está determinada por la alta cantidad de abandonos y la indiferencia de las administraciones locales, que miran hacia otro lado. Es necesario esterilizar, acoger y promover las adopciones", comentaba el presidente de OIPA, Massimo Comparotto.

Comentarios