martes 21/9/21

Un profesor de judo mata a un niño de 7 años a golpes: ha estado en coma varios días

Los médicos no han podido salvar su vida
Un profesor de judo mata a un niño de 7 años a golpes: ha estado en coma varios días
Un profesor de judo mata a un niño de 7 años a golpes: ha estado en coma varios días

Según recoge Informativos Telecinco, un niño taiwanés de siete años ha muerto después de estar en coma durante dos meses tras ser arrojado al suelo repetidamente durante una clase de judo. El pequeño, que solo fue identificado por su apellido Huang, fue trasladado de urgencia al Hospital Feng Yuan en el centro de la ciudad de Taichung el 21 de abril después de que, según informes, su entrenador de judo pidió que lo arrojaran hasta 27 veces al suelo. El propio entrenador lo hizo siete veces.

El entrenador de 67 años ordenó a un estudiante de 10 años que realizara un lanzamiento de hombro a un niño de siete años. compañero de clase. Huang se desmayó, se puso pálido y no respondió, lo que llevó a Ho a llamar a una ambulancia que lo llevó rápidamente al Hospital Feng Yuan para recibir tratamiento de emergencia. Los médicos dijeron que las lesiones de Huang se parecían a las de un accidente automovilístico e incluían una hemorragia intracraneal grave, lo que los llevó a realizar una craneotomía de emergencia.

El pequeño sufría hemorragias cerebrales y problemas respiratorios, así como insuficiencia orgánica múltiple por lo que sus padres decidieron retirarle el soporte vital que lo mantenía con vida el pasado martes, según informa NDTV. Después de la operación, los médicos declararon que Huang estaba en un "estado de muerte cerebral" y que, si sobrevivía, probablemente permanecería en un estado vegetativo. Al final el padre, no sin antes dejar en el recuerdo su mano junto a la de su hijo, decidió junto a su madre que debían dejar al pequeño descansar para siempre.

Su entrenador, identificado por su apellido Ho, se puede enfrentar a una pena de prisión de entre siete años y cadena perpetua. Además, podría recibir sanciones adicionales por violar una ley de protección de menores y se le ha impuesto una fianza de 100.000 dólares taiwaneses (unos 3.500 dólares estadounidenses) para su liberación. Debido a que el delito involucró a un menor, los fiscales también han acusado a Ho por violar la Ley de Protección de los Derechos y Bienestar de Niños y Jóvenes.

El entrenador instruyó a otros niños a practicar con Huang incluso cuando el niño no estaba familiarizado con los movimientos básicos de judo, y comenzó a usar varias técnicas de lanzamiento sobre el niño. El niño se quejó de un fuerte dolor de cabeza pero Ho procedió a tirarlo una docena de veces más que le provocaron vómitos. El entrenador no se detuvo hasta que Huang colapsó inconsciente en el suelo, dijeron los fiscales. "Ojalá pudieras descansar en paz en otro mundo y el sistema de justicia finalmente pueda traer consuelo a tu familia", dijo el alcalde de la ciudad de Taichung, Lu Shiow-yen, quien visitó al niño en el hospital.

Comentarios