martes 7/12/21

Martina no se suicidó, cayó del balcón huyendo de dos jóvenes que iban a violarla

Tras drogarla pretendían violarla en la habitación del hotel
Martina no se suicidó, cayó del balcón huyendo de dos jóvenes que iban a violarla
Martina no se suicidó, cayó del balcón huyendo de dos jóvenes que iban a violarla
Según recoge El CasoMartina Rossi, una joven italiana de 20 años, cayó por el balcón de un hotel de Palma en 2011. Ahora se ha podido confirmar que no se suicidó, sino que murió intentando escapar de una violación.

Resuelta la muerte de Martina Rossi después de 20 años

Los hechos se remontan al 3 de agosto de 2011, cuando una joven de 20 años caía del balcón del quinto piso de un hotel de Palma, en Mallorca. Lo que parecía un suicidio o un accidente ha acabado confirmándose como una huida a la desesperada de una violación grupal.

Tras diez años y cinco procesos judiciales, se ha podido confirmar cómo sucedieron realmente los hechos.

Tras la muerte de Martina, los dos amigos con los que estaba de vacaciones en el hotel, Alessandro Albertoni, campeón de motocross, y Luca Vanneschi, dos treintañeros de Castiglion Fibocchi, cerca de Florencia, tuvieron que sentarse en el banquillo de los acusados.

No se suicidó, huía de una violación grupal

Aunque su defensa argumentaba que la joven se había suicidado, el procurado general ya reiteró durante el primer juicio que la caída se debía a que "estaba intentando escapar de una violación en grupo".

Los dos jóvenes fueron en un principio condenados a seis años por el tribunal de la región de Arezzo, aunque resultaron absueltos después en apelación por los jueces florentinos.

Tras su liberación, la Fiscalía  siguió luchando y recurrió al Tribunal de Casación, que es un recurso extraordinario para anular una sentencia judicial "que contiene una incorrecta interpretación o aplicación de la ley".

Último recurso ante los tribunales italianos

El juez de instrucción ya había aceptado rotundamente las reconstrucciones de los dos primeros juicios que habían establecido que la "convivencia" de los dos imputados en la habitación del hotel en Palma de Mallorca, "influyó negativamente" en la reacción de Martina, que, ante un estado de shock e incapacidad de defenderse, eligió la vía de escape más difícil". Esta vía no fue la puerta, sino trepar por la barandilla de la terraza. "Pero solo para escapar y no con intención suicida".

La defensa luchó por la absolución tratando de aplazar la audiencia con algunas objeciones judiciales no reconocidas por el Tribunal.

Y finalmente, después de diez años de pleito, los jueces del Tribunal de Casación de Italia han confirmado la pena de prisión de tres años contra Albertoni y Vanneschi por intento de violencia sexual grupal.

Alessandro Albertoni y Luca Vanneschi, culpables

Los jueces de la Corte Suprema han aceptado las solicitudes del Fiscal General confirmando la sentencia de uno de los delitos de los que estaban acusados los dos hombres.

El otro cargo, que los hacía responsables de la muerte de Rossi, prescribió. Afortunadamente, la sentencia por intento de agresión sexual ha llegado antes de que expirase el delito, que tenía fecha hasta el 16 de octubre.

Según recoge el medio italiano Il Corriere della Sera, la familia ha acogido la decisión con alivio y alegría. 

"Por fin se ha hecho justicia", ha comentado Bruno Rossi, padre de Martina. "Mi esposa y yo no queríamos venganza, solo la verdad. Nadie podrá devolverme a mi hija, nadie podrá aliviar nuestro dolor eterno. Pero ahora Martina ha recuperado la dignidad que se merece después de todo el barro que le arrojaron y podremos recordarla de la mejor manera posible".

Comentarios