Golpea con palos a su hija de 14 años para obligarla a casarse con un hombre

La niña, de 14 años, confesó en clase que su padre le pegaba diariamente con un palo de madera
Se cuela en la cama de la novia del hijo y la viola mientras él dormía al lado, policía nacional, patrulla, 
photo_camera Golpea con palos a su hija de 14 años para obligarla a casarse con un hombre

Según recoge El Caso, la Policía Nacional ha detenido el jueves pasado a un hombre de 48 años en Palma de Mallorca por apalear diariamente a su hija menor de edad a la cual también pretendía casar con un hombre mucho mayor que ella. La madrastra de la niña también ha sido detenida, pero finalmente no se procedió con su arresto por tener dos niños pequeños a su cargo.

El arresto tuvo lugar el pasado jueves a las siete y media de la tarde, después de que desde el instituto de la niña avisaran a las autoridades por haber notado que la víctima presentaba numerosas lesiones por todo el cuerpo. La niña, de 14 años, confesó que su padre le pegaba diariamente con un palo de madera, ocasionándole heridas en la espalda, brazos y piernas; el padre escogía cuidadosamente golpearla en zonas ocultas por la ropa para que nadie se diera cuenta de lo que estaba pasando.

También la maltrataban psicológicamente

Según las declaraciones de la víctima, el padre y la madrastra la obligaban a levantarse cada día a las cuatro de la madrugada para hacer las tareas del hogar y preparar el desayuno para el resto de la familia. De esta manera, explica, su madrastra no se tenía que ocupar de todo y podía descansar. Aparte de la violencia física, la niña también era víctima de violencia psicológica. Según avanza Última Hora, los padres no dudaban a insultarla y hacerle el vacío para que obedeciera. Además, sus hermanos pequeños de 9 y 10 años también participaban de los maltratos, imitando a sus padres. También estaba previsto que la niña contrajera matrimonio el próximo año con un hombre más mayor.

Gracias a la denuncia hecha desde el instituto, el padre ha sido detenido y la niña fue apartada del núcleo familiar y ha ingresado en un centro tutelado. La madrastra fue imputada, pero no se procedió con su arresto atendiendo a razones humanitarias por tener a dos hijos pequeños. Ellos también están siendo evaluados por participar de los maltratos, aunque se considera que imitaron un comportamiento que veían cada día en su casa y que tenían normalizado. El acusado, de origen pakistaní, ha pasado a disposición judicial y se encuentra en libertad con cargos mientras continúa la investigación.

Comentarios