Un cliente, a tiros con un camarero tras negarse a servirle una copa en un bar

Ha cogido una pistola que llevaba en el cinturón con abundante munición y ha disparado en hasta tres ocasiones
Policía Nacional, asesinato, crimen, cadáver, agentes, patrulla, violencia de género, asesinado, asesinada, reyerta, 
photo_camera Un cliente, a tiros con un camarero tras negarse a servirle una copa en un bar

Según recoge El Caso, el camarero de un bar de Zamora se encuentra herido de gravedad después de recibir un disparo esta pasada madrugada por un cliente a quien se había negado a servirle una copa. Los hechos han tenido lugar pocos minutos después de la una y media, cuando el individuo, que no es un cliente habitual del establecimiento, se ha acercado a una ventanilla por donde sacan las consumiciones a la terraza y ha pedido una bebida alcohólica. El trabajador, que también es uno de los socios del local, muy conocido en la ciudad como restaurante y bar de tapas, le ha dicho que ya habían cerrado y no le podía servir.

El hombre, un tirador experto de 61 años que practica tiro deportivo, sin embargo, no se lo ha tomado muy bien. Ha cogido una pistola que llevaba en el cinturón con abundante munición y ha disparado en hasta tres ocasiones. Uno de los tiros ha ido al aire, otro ha impactado contra la cafetera del establecimiento y el tercero ha herido al camarero. La bala le ha entrado por la espalda y le ha salido limpia por el pecho, rompiéndole dos costillas y afectando al pulmón. Los servicios sanitarios lo han tenido que trasladar de urgencia a un centro hospitalario de Salamanca, donde lo han tenido que intervenir quirúrgicamente. Su estado es grave, pero su vida no corre peligro.

El pistolero ha tenido que ser abatido

Unos amigos de la víctima que estaban en la terraza del bar han alertado a los servicios de emergencias y el pistolero ha huido del lugar siguiendo disparando contra un lugar donde no había nadie. Mientras los sanitarios atendían al camarero, efectivos de la Policía Municipal de Zamora y de la Policía Nacional han empezado a perseguir al agresor. El hombre ha atravesado la calle del Ferrocarril y se ha atrincherado bajo un puente de las vías del tren sobre la carretera. Desde allí ha empezado a disparar contra los agentes policiales, que lo han tenido que abatir disparándole a las piernas. Fruto del intercambio de tiros, uno de los agentes ha recibido un impacto en la bota, pero no ha resultado herido. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación de los hechos.

Comentarios