Dos chicos de 16 y 19 años matan brutalmente a golpes a un vecino de 48 por una deuda

El hombre asesinado brutalmente a golpes por los dos en un camino
En la imagen de archivo de agentes de la Policía Nacional en un camino tras el hallazgo de un cadáver
photo_camera En la imagen de archivo de agentes de la Policía Nacional en un camino tras el hallazgo de un cadáver

Según recoge El Caso, el chico de 16 años, que el pasado mayo dio una paliza de muerte a un vecino de Batea (Tarragona), ha sido condenado a seis años de internamiento en un centro de régimen cerrado. Esta ha sido la condena decretada por el Juzgado de Menores de Tarragona, complementada con la medida de dos años de libertad vigilada con asistencia educativa. El adolescente puso fin a la vida de la víctima en compañía de otro jovende 19 años, los dos de nacionalidad española, a quien, después de su detención, el juez de instrucción de guardia de Gandesa envió a la prisión.

Según informó en su momento ElCaso.com, el motivo de la agresión era una deuda económica entre dos familias. Los dos jóvenes habrían abordado a la víctima, de 48 años y ciudadano español, amenazándolo con apalearlo si no pagaba. Después de avisarlo en dos ocasiones, la primera en presencia de su exmujer, lo siguieron hasta una zona boscosa, donde empezaron a golpearlo con los puños y también con un palo, mientras grababan toda la paliza. El vídeo resultante tenía una duración de 50 minutos y, días después del suceso, se lo mostraron a dos chicos más, jactándose de lo que habían hecho.

Pudo pedir ayuda, pero acabó muriendo días después en el hospital

Después de la tortura a la que lo sometieron los dos adolescentes, la víctima tuvo fuerzas suficientes para arrastrarse hasta casa de su excuñado para pedir ayuda. Su estado era crítico; los agresores le habían dejado media cara desfigurada, y tenía fuertes golpes en la cabeza por donde sangraba profusamente. Fue trasladado al hospital de Móra d'Ebre, donde una TC reveló que tenía una importante hemorragia cerebral. Los médicos no pudieron hacer nada más que intubarlo y proceder a prestarle cuidados paliativos.

Dos días después de ingresar, acabó sucumbiendo a sus heridas. Los dos chicos, a aquellas alturas ya detenidos, pasaron de estar acusados de un delito de homicidio en grado de tentativa a un homicidio consumado. Los testimonios tanto de la expareja de la víctima como de los dos chicos que vieron el vídeo fueron claves a la hora de condenar a los agresores, contra quienes también declaró el excuñado, quien aseguró que los chicos habían amenazado a su familiar con matarlo "si no se marchaba del pueblo".

Comentarios