Se piensan que está muerto en un camión quemado y aparece borracho escondido

El individuo ha sido detenido por los policías
Se piensan que está muerto en un camión quemado y aparece borracho escondido
photo_camera Se piensan que está muerto en un camión quemado y aparece borracho escondido

Según recoge El Caso, los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre que apareció tumbado al lado de la autopista AP-7, a la zona de Sant Gregori, en Girona. Los agentes encontraron al hombre, que era el conductor de un camión, que estaba en llamas en el arcén de la autopista. Le hicieron la prueba de alcoholemia y dio 1,12 mg/l de alcohol por litro de aire expirado, una tasa que multiplica por siete la que está permitida por conductores profesionales.

Los hechos se han registrado esta madrugada, cuándo una patrulla de Tráfico de los Mossos d'Esquadra han recibido el aviso que en el punto kilométrico 59,5 en sentido sur de la AP-7, justo después de la salida 6B, se había detectado como un camionero realizaba sacudidas mientras conducía, en torno a las once de la noche.

El camión quemaba con mucha virulencia

Mientras se dirigían al lugar fueron informados de que en el camión, que transportaba jabón y ropa, le salían chispas de una rueda. Al llegar al lugar, los agentes ya vieron el camión parado con la tractora quemándose con gran virulencia. Enseguida el fuego se extendió al semirremolque.

Después de llevar a cabo las tareas de protección de la vía se ha facilitado el desvío de la circulación a través de la salida 6B y la entrada de la misma para devolver los vehículos por la AP-7 sur. Cuando los Bomberos pudieron apagar el fuego, los Mossos comprobaron que en el interior de la cabina no había nadie. La policía se esperaba lo peor, teniendo en cuenta que todavía no habían podido localizar el conductor en la zona del incendio.

Completamente borracho escondido tras unos arbustos

Sin encontrar a nadie en la cabina, los Mossos iniciaron una búsqueda por la zona y finalmente encontraron a un hombre tumbado en el suelo a unos veinte metros del vehículo, en una colina situada al margen derecha de la autopista, escondido entre unos matorrales, que resultó ser el conductor. La policía observó que el hombre, de 44 años, presentaba signos evidentes de ir bajo la alta influencia de bebidas alcohólicas, motivo por el cual se le hicieron las pruebas de para confirmarlo.

El ojo clínico de los Mossos no falló: Después de hacerle las pruebas, el camionero dio un resultado positivo de 1,12 mg/l de alcohol por litro de aire expirado.

El hombre quedó arrestado por conducir con una tasa superior a los 0,15 mg/l, más de siete veces la tasa permitida, y para originar un grave riesgo para la circulación, dado que se trata de una vía rápida donde la velocidad permitida és hasta 120 km/h y para poner en grave riesgo al resto de usuarios de la vía para no alertar la avería y el incendio y evitar graves consecuencias.

El detenido, a quien no le constan antecedentes, pasará próximamente a declarar ante la autoridad judicial competente de Girona. Durante la noche, después de retirar el camión, se ha podido volver a abrir el paso normalizado de vehículos por la AP-7.

Comentarios