Detenido y a prisión tras asesinar a su pareja y enterrar su cadáver en una finca

Tras asesinar a la mujer de 42 años, descuartizó el cuerpo y enterró los restos en varias bolsas
Miembros de la Guardia Civil en la vivienda donde una mujer de 34 años y en avanzado estado de gestación ha sido presuntamente asesinada con un arma blanca en Escalona (Toledo) por su expareja - EFE/Ismael Herrero
photo_camera Detenido y a prisión tras asesinar a su pareja y enterrar su cadáver en una finca

Según recoge El Caso, el juzgado de guardia de Vilafranca del Penedès ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para un hombre, de 43 años y nacionalidad española, detenido el pasado martes en Sant Andreu de la Barca acusado de matar a su pareja durante el verano de 2021. Se trata así de la primera detención por violencia machista en Catalunya este 2023, aunque el crimen ocurrió hace casi año y medio. La Guardia Civil encontró el cadáver de la víctima enterrado a dos metros de profundidad tras realizar una excavación en una finca de la propiedad del detenido en la localidad de Pontons, en el Alt Penedès. El cuerpo había sido descuartizado.

La Guardia Civil encontró el cadáver descuartizado y enterrado en una finca de Pontons

El crimen fue descubierto el pasado martes, 3 de enero, cuando el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil recibió el aviso de un movimiento inusual de tierras en una finca de Pontons. Hasta el lugar en cuestión se desplazaron varios agentes pensando que se trataría del enterramiento ilegal de un animal o de alguna irregularidad medioambiental. Sin embargo, tras las primeras indagaciones sospecharon que podría tratarse de una persona enterrada y avisaron al Juzgado de Instrucción número 4 de Vilafranca del Penedès, quién autorizó la excavación y la inspección del lugar. Fue entonces cuándo se descubrieron varias bolsas de plástico a dos metros de profundidad que contenían los restos mortales de una mujer

Agentes de la Guardia Civil detuvieron ese mismo día al propietario de la finca como presunto autor del crimen. En saber que habían descubierto el cuerpo, el mismo asesino se hundió y confesó a los agentes que el cadáver era de su pareja y que había sido él quien la había asesinado. Posteriormente, la descuartizó y la enterró a dos metros de profundidad en un terreno de su propiedad, donde llevaba cerca de año y medio. Se trata de una vecina de Barcelona de 42 años y nacionalidad española. Los estudios forenses y la comparación de las muestras de ADN del cadáver con las de la pareja sentimental del detenido tendrán que confirmar la identificación definitiva de la víctima.

Según detalla el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), no consta que hubiera ninguna denuncia previa por maltrato entre la pareja. El caso había ido a parar al juzgado de guardia de Vilafranca al encontrarse el cadáver en Pontons, un municipio dentro de su partido judicial, pero ha decidido dejarlo en manos de un juez de Barcelona, ​​ya que en estos casos la investigación corresponde al juzgado más cercano al domicilio de la víctima. La causa está abierta por homicidio o asesinato, sin concretar hasta que avancen las investigaciones. La Guardia Civil es el cuerpo policial encargado de llevar la investigación del crimen, que sigue abierta. 

Comentarios