Una madre y su hija secuestran a su vecina embarazada, la atan y la rocían con lejía

Si no es por los gritos acaban con su vida
Encuentran a una mujer en su casa en ropa interior colgada del cuello con una cortina, detenido, policía
photo_camera Una madre y su hija secuestran a su vecina embarazada, la atan y la rocían con lejía
Según recoge El Caso, la Policía Nacional detiene a una mujer de 49 años y a su hija de 14 por secuestrartorturar e intentar matar a su vecina embarazada en su casa del municipio de Telde, en Gran Canaria.

La Policía Nacional detiene a una mujer y a su hija de 14 años

Los hechos tuvieron lugar el pasado miércoles en la zona El Calero de la localidad, cuando un vecino llamó al teléfono de emergencias 091 para alertar de que estaba oyendo gritos de una mujer dentro de una casa.

Varios agentes se trasladaron entonces al lugar de los hechos, comprobando que una mujer estaba gritando y pidiendo auxilio, según informa la Jefatura Superior de Policía de Canarias en un comunicado.

 Tras tocar varias veces a la puerta, una mujer desde dentro respondió: "No pasa nada, estamos haciendo un juego", y se negó a dejarlos pasar.

Torturan a una mujer embarazada: lejía y un saco en la cabeza

Es por eso que los agentes, que seguían oyendo gritos, tuvieron que tirar la puerta abajo y retener a las habitantes. En una habitación de la casa encontraron a una mujer embarazada, en avanzado estado de gestación, que estaba atada con cinta de embalar y el cuerpo empapado de lejía.

Ella misma, consciente, explicó a los agentes que había ido a casa de su vecina porque le habían ofrecido unos juguetes para el bebé que esperaba. Una vez dentro de la vivienda, subió a la planta de arriba, donde cogió unos peluches y se dispuso a irse.

Le iban a dar un juguete para el bebé que esperaba

Pero en ese momento, su vecina, de 49 años, y su hija, de 14, la agarraron con fuerza y la tiraron al suelo, le metieron una bolsa de plástico en la boca, la ataron con precinto, le pusieron un saco en la cabeza y la rociaron con lejía.

Debido a las heridas del forcejeo, la mujer embarazada tuvo que ser trasladada en ambulancia a un centro hospitalario de la capital grancanaria.

Tras estabilizar a la víctima y tomarle declaración, los agentes de la Policía Nacional detuvieron a madre e hija como presuntas autoras de los delitos de tentativa de homicidio y detención ilegal.

Tentativa de homicidio y detención ilegal

Ninguna de las dos tenía antecedentes y los policías informaron de los hechos a la Sección de Menores de la Fiscalía Provincial de Las Palmas, que ordenó que la menor pasase a su disposición.

Además, la Policía Local de Telde tuvo que intervenir en la custodia de varias mascotas que se encontraban en el inmueble: ocho perros y once gatos.

Por su parte, en cuanto finalicen las diligencias policiales, la madre detenida será puesta a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Comentarios