Un hombre hallado muerto tirado en un charco de sangre con los genitales cortados

Alguien se ha tomado la justicia por su mano y ha asesinado al agresor sexual
Droga y viola a la novia de su amigo en una vivienda: al amigo también le ha drogado, policía, sirena, accidente, asesinato
photo_camera Un hombre hallado muerto tirado en un charco de sangre con los genitales cortados

Según recoge El Caso, un delincuente sexual, más conocido para hacer exhibicionismo en lugares públicos, murió desangrado en un polígono industrial abandonado de Gales (Reino Unido) este domingo. Al hombre le cortaron los genitales y fue encontrado en un lugar donde es habitual ir a pasear perros, a tocar en el parque Bryn Cegin de Bangor. Reginald Alan Roach, de 63 años, perdió la vida después de sufrir heridas de gravedad tras no haberse presentado en el juzgado de instrucción de Llandudno el 31 de octubre e incumplir, así, los requisitos de notificación en relación al registro de delincuentes sexuales en la comisaría de policía de Caernarfon el 13 de septiembre de 2022, según ha adelantado North Wales Live.

Acusado de exhibicionismo en un hotel y destruir un memorial de un hospital

El hombre fue encontrado muerto por una persona que sacaba a pasear su perro este domingo. "No respondió", han apuntado voces próximas al caso en el medio citado. Poco después el doctor Brian Rodgers llevó a cabo una autopsia al difunto, que vivía en el albergue Ty Newydd en la carretera Llandygai, en Bangor. La causa de la muerte fue comunicada poco después por la forense principal en funciones del noroeste de Gales, Kate Sutherland, quien explicó la causa provisional del deceso: "Impacto traumático y hemorragias por heridas incisivas que extirparon los genitales". Por otro lado, el Daily Mail asegura que la policía ha calificado el deceso como "inexplicable" y que no buscan a ningún culpable ni sospechoso por homicidio.

Las causas por las que había sido condenado este delincuente sexual eran más bien por exhibicionismo que por agresiones. En agosto, Reginald Alan Roach se quedó desnudo en un hotel de Travelodge y en 2018 destrozó un memorial de la amapola de un hospital con un grafiti que decía: "Para todos los que murieron, amén, amén, en efecto Ali Roach", por esto fue condenado en 2020. El hombre explicó en aquel momento que llevaba 12 años sirviendo en el ejército, concretamente en la marina.

Comentarios