Detenido tras asesinar a su vecino a puñaladas y quemar su cadáver en el jardín

Ambos mantenían desavenencias desde hacía tiempo
Miembros de la Guardia Civil en la vivienda donde una mujer de 34 años y en avanzado estado de gestación ha sido presuntamente asesinada con un arma blanca en Escalona (Toledo) por su expareja - EFE/Ismael Herrero
photo_camera En la imagen de archivo patrullas de la Guardia Civil ante un crimen cometido en una vivienda

Según recoge El Caso, las peleas venían de lejos y el sábado por la noche, en torno a las diez, acabaron de golpe. A cuchilladas. Dos hombres de unos 70 años se pelearon y uno de ellos le clavó un cuchillo dejándolo entre la vida y la muerte en el jardín de la casa de la víctima, en la calle de la Garrotxa del Pinar, una urbanización de la parte alta de Reus, un barrio, junto a Castellvell del Camp, que, tiempo atrás, era como el símbolo de los reusenses adinerados.

Después de clavarle el cuchillo, el hombre, Juan José Z., que había sido trabajador de mantenimiento del Instituto Pere Mata de Reus, un centro psiquiátrico, intentó llamar al 112. Lo probó, sin embargo, según asegura él mismo, unos hechos que ahora se tendrán que confirmar, nadie le hizo caso. No entendía que nadie lo quisiera ayudar. Se hizo tarde y se quedó a dormir en casa del hombre que acababa de matar. Se conocía la casa; ahora ya no eran amigos, pero lo habían sido.

El cadáver seguía en el jardín

Esta mañana de domingo, y según han explicado fuentes al corriente de la investigación a ElCaso.comse ha despertado, ha desayunado y el cuerpo seguía en el jardín, donde había pasado la noche. Para intentar hacerlo desaparecer, lo ha quemado con gasolina. La víctima vivía sola, solo con dos perros, y nadie lo había echado de menos, pero su verdugo ha querido igualmente hacerlo desaparecer, y al estilo más de película posible, lo ha quemado en lo que parecía una barbacoa, en el mismo jardín.

Ha llamado a unos "asesores legales" para pedir ayuda

Pensando que nadie le haría caso en el 112, como el día anterior, ha llamado a unos asesores legales que ofrecen servicios por internet, y, en este caso, sí que le han hecho caso, y desde esta empresa se han puesto en contacto con el teléfono de emergencias 112, que han enviado a una patrulla de seguridad ciudadana al Pinar y han confirmado, en el interior de la finca, de donde todavía salía humo, que había el cadáver de un hombre.

Faltaba ahora localizar al autor de los hechos. Pero sabían perfectamente quién era. La misma empresa de asesoría legal ha facilitado a la policía el lugar donde decía que estaba, el bar Victoria, en la calle Sant Joaquim, junto al Parque de Sant Jordi de Reus, en el centro de la capital del Baix Camp. Allí se han dirigido dos patrullas de los Mossos, que lo han arrestado. Aunque el crimen lo ha podido resolver la Unidad de Seguridad Ciudadana de Reus, que han descubierto el cadáver y también detenido el autor, ahora la investigación la seguirá el Área de Investigación Criminal (AIC) de la región de Tarragona, que tendrá que aclarar qué motivó el crimen.

Comentarios