Detenida por envenenar a su marido reiteradamente: el hombre, a punto de morir

Desde el hospital dieron la voz de alarma tras los análisis de la víctima
Detenida en Albacete por golpear con una estaca a su compañera de piso para robarle
photo_camera Detenida por envenenar a su marido reiteradamente: el hombre, a punto de morir

Según recoge El Caso, una mujer ha ingresado en la cárcel por envenenar a su marido de forma reiterada en la localidad de La Bañeza, en León, y estar a punto de matarlo. El hombre ingresó en el Hospital de León en estado crítico y debatiéndose entre la vida y la muerte. Los análisis de sangre que le practicaron al hombre dieron la presencia de una sustancia tóxica en su organismo que era compatible con los síntomas que tenía y que apuntaban a un posible envenenamiento. Gracias al tratamiento farmacológico que le proporcionaron los médicos, el hombre mejoró y acabó salvando la vida. Actualmente, se recupera de forma favorable.

Desde el centro hospitalario avisaron a la Guardia Civil, que abrió una investigación sobre los hechos. Los investigadores determinaron que el hombre había sido víctima de un lento proceso de envenenamiento por parte de su mujer, que le habría administrado sustancias tóxicas con la intención de matarlo. Se interrogó a la víctima y a su mujer, a quien se acabó deteniendo acusada de un delito de homicidio en grado de tentativa. El juez decretó su ingreso a prisión preventiva comunicada y sin fianza el pasado 14 de enero. La investigación sigue abierta y no se descarta que pueda haber terceras personas implicadas.

El hombre fue envenenado con burundanga

Según ha detallado Diario de León, la mujer habría suministrado burundanga a su marido en hasta dos ocasiones diferentes, de forma calculada y premeditada. La segunda vez, la dosis habría sido tan alta que habría llevado a su marido a sufrir un colapso que casi le provoca la muerte. Además, los investigadores descubrieron que la supuesta agresora habría estado buscando a través de internet como conseguir explosivos con el fin de hacer estallar el coche de su marido. El matrimonio tendría en torno a unos 40 años.

Comentarios