martes 7/12/21

Dos hombres propinan una brutal paliza al dueño de un bar por "atenderlos mal"

Le  han dejado gravemente herido y han salido huyendo
Dos hombres propinan una brutal paliza al dueño de un bar por "atenderlos mal"
Dos hombres propinan una brutal paliza al dueño de un bar por "atenderlos mal"

Según recoge El Caso, el propietario de un bar del barrio de Campclar de Tarragona fue agredido este lunes por la noche por dos hombres porque "los había atendido mal". Después de la paliza, huyeron, pero fueron pillados con un coche, donde llevaban varias armas.

Paliza al propietario de un bar de Tarragona

Los hechos tuvieron lugar la noche del lunes, hacia las nueve menos cuarto, en un establecimiento llamado El Sótano, ubicado en el cruce de la Rambla de Ponent con la calle del Riu Besós, en el barrio de Campclar de la capital del Tarragonès. Agentes de la Guardia Urbana de la ciudad llegaron al lugar después de ser alertados de unos disturbios y encontraron a la víctima tirada en el suelo.

Estaba consciente y presentaba una contusión en el costado izquierdo, y por eso fue trasladado con una ambulancia del Sistema d'Emergències Mèdiques, SEM, en el Hospital Juan XXIII de Tarragona.

Interceptan a los agresores: una catana y un bate de béisbol en el coche

Antes de ser evacuado, sin embargo, explicó los hechos a los agentes desplazados: dos individuos entraron en su establecimiento y le pegaron una paliza, dejándolo tirado en el suelo, para después huir. Afortunadamente, la Guardia Urbana, con un amplio despliegue de patrullas, pudo interceptar a los agresores, que iban en coche.

Después de pararlos, los sospechosos desobedecieron reiteradamente las indicaciones de los agentes, según fuentes policiales, y la policía registró el vehículo. Dentro encontraron un patinete eléctrico, una catana y un bate de béisbol.

"Los había atendido mal": víctima dice que intentaban marcharse sin pagar

Los agresores quedaron detenidos, aunque su relato argumentaba que el motivo de la paliza había sido que el hombre "los había atendido mal". Pero eso no coincide con la versión del hijo de la víctima, que estaba en el lugar de los hechos y que también recibió golpes por parte de los individuos.

El joven, en declaraciones al Diari de Tarragona, ha explicado que realmente los dos hombres habían intentado coger comida de la barra del bar sin pedir permiso, y después no quisieron pagar el café que habían pedido.

Estos hechos recuerdan a los que tuvieron lugar a Navarra y que se juzgaron el pasado mes de marzo. La causa revisaba la detención de una mujer por parte de un agente de la Guardia Civil en julio de 2019.

Como muchas otras veces, el guardia pidió un café solo, largo y con hielo en un bar. La discusión que se inició entonces entre el agente y la camarera -él criticaba la calidad del café- acabó con la detención de la mujer, esposada "contra la pared".

Comentarios