Cae el violento cliente de bares tras romper la nariz y la clavícula a un hombre

El peligroso y agresivo individuo ya había dejado a otras personas entre la vida y la muerte tras varias trifulcas
Detenido un chico de 15 años tras violar y asesinar brutalmente a una niña de 5
photo_camera Cae el violento cliente de bares tras romper la nariz y la clavícula a un hombre

Según recoge El Caso, el violento cliente implicado en varias peleas de bares en la Garrotxa (Girona) ha acabado detenido. Los Mossos d'Esquadra han arrestado a un joven de 24 años por delitos de lesiones y amenazas en dos enfrentamientos, como mínimo, en bares de Sant Joan les Fonts y Olot. En una de estas peleas, incluso, el individuo llegó a romper la nariz y fracturar la clavícula a un vecino del pueblo gerundense de Sant Joan les Fonts, después de salir del establecimiento y continuar a golpes en las afueras del local. Hechos similares sucedieron también en la capital comarcal, donde el chico amenazó de muerte a otra persona con un machete de 60 centímetros.

Así fueron las violentas peleas en los bares de la Garrotxa

Todo este historial ha servido para detener al joven de 24 años, aunque los hechos tuvieron lugar el pasado 10 de febrero, tanto en Olot como en Sant Joan les Fonts. El primero se produjo entre las seis y media y las siete de la tarde en un bar de la plaza Catalunya de Olot. Allí discutió con un hombre que había en el local, del cual acabaron saliendo y una vez en la plaza lo amenazó con un machete de más de 60 centímetros. Pero parece que no tuvo suficiente y, el arrestado, se dirigió a otro bar del pueblo de Sant Joan les Fonts, donde se enfrentó con otro persona, un vecino del pueblo, a quien acabó rompiéndole la clavícula y la nariz.

La identificación del agresor, sin embargo, no se produjo hasta este sábado 24 de febrero, tras haber disparado unos tiros con una escopeta de balines en el mismo local de Sant Joan les Fonts. En aquel momento fue detenido por lesiones al hombre al que había roto la nariz y la clavícula y por otro de amenazas y lesiones en el bar de la plaza Catalunya de Olot. Además, la Policía Local de Olot registró el vehículo poco después de las siete de la noche del 10 de febrero, sin saber que el chico acababa de participar en la pelea del bar ni que había utilizado el arma en un hecho delictivo. Allí el cuerpo local actuó por vía administrativa y se quedó con el machete. Posteriormente, se añadió a las diligencias policiales del delito de amenazas y lesiones.

Todo este proceso ha permitido que sea detenido por los Mossos d'Esquadra, además de la casualidad de que fuera a disparar con una escopeta de balines al mismo bar de Sant Joan les Fonts donde rompió la nariz y la clavícula a un vecino. El joven de 24 años tenía numerosos antecedentes y ha pasado a disposición judicial. El magistrado correspondiente ya lo ha citado para un juicio inmediato por delitos de daños en un cristal y lesiones leves al propietario del bar después de dispararlos con una carabina de aire comprimido.

El polvorín de los bares de Sant Joan les Fonts

Pero la brutal pelea que protagonizó el joven en Sant Joan les Fonts no es nueva, de hecho ya se han producido varios enfrentamientos en el pueblo que han acabado creando alarma social entre los vecinos. Según ha señalado el ayuntamiento, se trata de ataques agravados por el consumo de drogas y que "han desembocado en actitudes intolerables que denigran la convivencia" en el pueblo. Tanto es así que tras recibir varias denuncias de los hechos las últimas semanas, como el del pasado 27 de enero en un partido de fútbol de tercera catalana entre el Sanjoanenc y el Abadassenc, los Mossos d'Esquadra han tenido que reforzar el patrullaje para prevenir posibles peleas y disturbios en las calles de esta villa de poco más de 3.000 personas de la comarca de la Garrotxa, a unos diez minutos de Olot.

Comentarios