martes 25/1/22

Una profesora preocupa, y mucho, al contar lo que le ha pasado en su instituto

"Tenemos un problema grave y no soy nada optimista al respecto", advierte
"Me bajó los pantalones y me obligó": descubre que no es su padre en el juicio por violarla, abusos sexuales, agresión sexual, abuso, violación, violencia de género, acoso escolar, bullying, 
Una profesora preocupa, y mucho, al contar lo que le ha pasado en su instituto

Según recoge el HuffPost, Eugenia, una profesora de Lengua y Literatura de un instituto, ha contado lo que está viendo en su centro educativo tras crear por cuarta vez un grupo de apoyo LGTBI+.

“Nos reunimos un recreo a la semana, se trata de construir un espacio seguro donde la chavalería se sienta acompañada y pueda proponer”, explica la docente sobre esta iniciativa. Eugenia advierte que “están pasando cosas y no son buenas”.

Para ello y con motivo del 25-N, Día Internacional para la eliminación de la Violencia contra la Mujer, ha contado “una anécdota” que, en su opinión, es “significativa”.

El proyecto, tras un parón por el covid del año pasado, ha vuelto a ponerse en marcha y tiene a alumnos que son más o menos fijos, pero también van en busca de nuevos estudiantes.

Hace unos días, el alumnado participante organizó, según relata, una batida por las clases para explicar el proyecto, colgar la cartelería y encontrar nuevos estudiantes.

El resultado de estas acciones tuvo su parte positiva, ya que detalla que “acudió mucha gente nueva al recreo”. Sin embargo, también tuvo su parte negativa: las participantes que fueron por las clases llegaron “hechas polvo” después de que recibieran algunos comentarios vergonzosos. “Lo hemos pasado mal”, afirma la profesora que le dijeron.

Entre los mensajes que les dijeron se encuentran algunos como que eran “enfermas” o que eran “su fantasía sexual”. ”‘Mis compañeros empezaron a hacer bromas con que se las iban a follar’” (1°ESO)”, añade la profesora.

Otros alumnos también le contaron que en su clase habían arrancado el cartel y tirado por la ventana. A una alumna, le empezaron a seguir diez chicos en Instagram, a los que bloqueó.

“El día de la reunión vinieron un grupo de chavales de los que habían roto el cartel, a reírse de la gente. Los invitamos a irse, venían a boicotear. A las redes sociales del grupo también llegan insultos de alumnos. Nunca antes nos había pasado nada de esto, en cuatro años”, confiesa Eugenia.

Finalmente, la profesora reflexiona. Advierte que “el ambiente está cambiando” y que hay una “hostilidad creciente y un envalentonamiento de posiciones que mezclan la lgtbifobia, el machismo y la cultura de la violación”

“Y crece rápido y fuerte entre alumnos varones. Como digo, es un caso particular, pero creo que es significativo. Es 25N, pero me es igual hoy que mañana. Tenemos un problema grave y no soy nada optimista al respecto”, concluye Eugenia.

Comentarios