lunes 21/6/21

Un joven viola y asesina brutalmete a martillazos a su prima de 21 años cuando dormía

Robó un juego de llaves para entrar en la casa
Un joven viola y asesina brutalmete a martillazos a su prima de 21 años cuando dormía
Un joven viola y asesina brutalmete a martillazos a su prima de 21 años cuando dormía
Según recoge El Caso, Jonathan es un hombre que ha violado y asesinado a martillazos a su prima en Betancuria: en el juicio dijo que era una mujer transexual para reducir la condena, pero lo han declarado culpable y tendrá que estar 42 años en la cárcel.

Jonathan Robaina Santana viola y mata a Vanessa Santana

Los hechos pasaron el 4 de junio del 2018: Vanessa Santana estaba durmiendo en la habitación cuando su primo, Jonathan Robaina Santana, entró en su casa sin su permiso, en Betancuria, un municipio de Lanzarote.

La viola y la asesina

Le robó las claves a su prima y se esperó un rato en el interior de la vivienda para asegurarse de que estaba durmiendo y que no se podría defender. Después, con un martillo, entró en su habitación y la empezó a agredir hasta que se despertó. Durante la agresión, también la violó: "fue penetrada brusca y violentamente, fue violeta, según los hallazgos que hemos encontrado en su cuerpo, que tenía una parálisis en el esfínter a consecuencia de una dilatación brusca," explican a los forenses.

La mata a martillazos

Le dio hasta 30 martillazos hasta que, finalmente, la asesinó. Era un crimen completamente premeditado, ya que se quiso asegurar en todo momento llevar guantes, limpiar la sangre y deshacerse del cadáver, pero no lo consiguió y, al día siguiente, cuando la madre de la víctima entró en casa, vio el cadáver de su hija completamente desfigurado y lleno de sangre.

Jonathan era un acosador de mujeres

Jonathan Robaina Santana estaba obsesionado con su prima y era un acosador de mujeres y, según explica El Español, enviaba mensajes eróticos y amenazas a sus víctimas. Sus familiares no le dieron más importancia y pensaban que nunca llegaría a matar a nadie, ni mucho menos a su propia prima. De hecho, fue al entierro de su víctima hasta que fue detenido por la Guardia Civil y más tarde confesó el crimen.

Dice ser una mujer transexual para evitar la pena por violación

Durante el juicio, Jonathan reconoció los hechos y los intentó justificar diciendo que tenía problemas mentales y que en realidad no era un hombre, sino una mujer transexual y heterosexual y que, por lo tanto, no tenía nada de interés sexual en Vanessa: "Yo soy una mujer y no quiero estar con una chica, sino que con un hombre", explicaba en el juicio.

Condenado a 42 años de prisión

Incluso su abogada pidió a los magistrados que se dirigieran a Jonathan como Lorena, ya que había empezado un proceso de cambio de sexo mientras estaba en la prisión provisional y preventiva. No obstante, estas "explicaciones" no han convencido al jurado y lo han acabado condenado a 42 años de prisión: 25 por asesinato, 15 por agresión sexual y dos más por violación del domicilio.

Jonathan Robaina Santana / EFE

Comentarios