martes 19/1/21

Se pone pegamento en la vagina para simular una violación y acaba muy mal

La venganza a su novio le va a salir muy cara
Se pone pegamento en la vagina para simular una violación y acaba muy mal
Se pone pegamento en la vagina para simular una violación y acaba muy mal

Según recoge El Caso, una joven de 35 años se enfrenta a una pena de 10 años de prisión por haberse introducido cola por la vagina para simular una violación y vengarse de su novio.

Se inventa que la secuestran

Todo empezó en Fabero (León) en el 2016 cuando la joven, V.G.G., llamó a la Guardia Civil y explicó a los agentes que había sido secuestrada delante de su casa. También les dijo que dos compañeros de su expareja la obligaron a subir a un coche y se la llevaron, contra su voluntad, a otro pueblo, a Bembibre (León).

Pegamento por la vagina

Según la versión de la chica, cuando llegó a este municipio, su exnovio la empezó a maltratar, le introdujo pegamento por la vagina, la violó y, finalmente, la dejó desnuda en la calle. Cuando llamó a la Guardia Civil los pidió que volvieran a ingresar en la cárcel a su expareja, ya que anteriormente ya había estado en la prisión por las acusaciones de V.G.G., ya que lo había denunciado por acoso.

Denuncia falsa a su exnovio

Cuando se dio cuenta de que ya había salido de la prisión, decidió inventarse esta agresión sexual a fin de que volviera a entrar y, al principio, la estrategia le funcionó, ya que lo volvieron a encerrar. No obstante, los agentes enseguida sospecharon que se trataba de una acusación falsa y lo volvieron a dejar en libertad.

Vanesa / YouTube León NoticiasUna joven de 35 años ha sido condenada a 10 años de prisión por introducirse pegamento por la vagina y simular una violación / YouTube León Noticias

Pena de 10 años de prisión

Cuatro años después, se ha celebrado el juicio y la joven de 35 años ha reconocido que fue ella misma quien se enganchó cola en la vagina para simular la agresión sexual y vengarse de su exnovio. Ha sido condenada a 10 años de prisión por simular un delito y una detención ilegal.

F.V.A., un hombre de 28 años, está condenado a pagar 10 euros al día durante siete meses para ser cómplice del delito.

Comentarios