viernes 23/4/21

Brutal paliza entre dos familias para ocupar un piso con el cadáver del inquilino dentro

El hombre tenía familia, pero hacía vida en solitario y nadie se había extrañado
Policía investiga la muerte de una persona cuyos restos han aparecido esparcidos
Brutal paliza entre dos familias para ocupar un piso con el cadáver del inquilino dentro

Según recoge El Caso, dos familias se enfrentan a la puerta de un piso en Alicante para ocuparlo, mientras el cadáver del antiguo inquilino todavía estaba dentro.

Enfrentamiento para ocupar un piso

Agentes de la Policía Nacional intervinieron este martes en una pelea entre dos familias que intentaban ocupar un piso en la avenida Catedrático Soler, en el barrio Miguel Hernández de Alicante, que justo había quedado sin dueño.

Según fuentes policiales, el hombre que vivía en la casa, de 70 años, murió hace unos diez días.

Fueron los vecinos los que avisaron a la Policía y los Bomberos al ver que salía agua por debajo de la puerta del piso, un bajo, y que no contestaba a las llamadas. De momento se desconoce la causa de la muerte.

El hombre tenía familia, pero hacía vida en solitario y nadie se había extrañado por no hablar con él últimamente. Los parientes se desplazaron hasta la vivienda al recibir el aviso.

El cadáver del inquilino todavía estaba dentro

Los Bomberos accedieron a la casa para recuperar el cadáver y trasladarlo y fue entonces cuando dos familias se pelearon por el derecho a ocupar el piso, de protección oficial. "Se estaban peleando, se empujaban, aunque no ha llegado a agresión, para ocupar el piso".

Los agentes los separaron mientras varios testigos recriminaban esta actitud, ya que dentro del piso todavía había un mal olor por la descomposición del cadáver después de diez días, informa el diario Información.

Ocupar pisos de vivienda social

El director general de la Entidad Valenciana de ViviendaAlberto Aznar, declaró al mismo diario que "cuando llegó la ambulancia y se supo que la persona había muerto y la casa podía quedar vacía, hubo personas que empezaron a rondar la calle, como si fueran buitres... Llega un momento en que, aunque ponemos puertas blindadas o tabicamos, los revientan y entran".

Aznar también apuntó que el procedimiento a partir de la defunción del hombre implica reparar la vivienda y lo adjudicó a una familia que cumpla los requisitos y criterios de necesidad social de familias en situación de vulnerabilidad.

Comentarios