jueves 6/5/21

VÍDEO: Un pasajero se sube al avión, dice que no tiene coronavirus y muere en pleno vuelo

Su mujer confiesa que tenía síntomas como pérdida de olfato
VÍDEO. Aplauso general en un avión tras lo que le hacen a una mujer que viajaba sin mascarilla
VÍDEO: Un pasajero se sube al avión, dice que no tiene coronavirus y muere en pleno vuelo

Según recoge El Caso, un hombre que volaba de Florida a Los Ángeles muere en el avión por Covid-19. Tenía síntomas, pero decidió viajar igualmente, mintiendo y negando tener el virus.

Miente sobre los síntomas y muere en pleno vuelo

El individuo viajaba con su familia y negó tener síntomas cuando embarcaba -declaración obligatoria para volar con United Airlines-. Pero los signos eran evidentes: el hombre sufría temblores y dificultades para respirar incluso antes del despegue en Orlando, Florida.

Su estado se deterioró completamente durante el vuelo y acabó tumbado en el pasillo del avión mientras otros pasajeros con formación de primeros auxilios le practicaban una reanimación cardiopulmonar.

Tony Aldapa fue uno de los pasajeros a bordo que ayudó a realizar RCP al hombre, conscientes del riesgo que alcanzaba.

Reanimación por parte de otros pasajeros

Declara al 'Daily Mail' que practicaron la reanimación durante casi una hora, hasta que el capitán decidió realizar un aterrizaje de emergencia a fin de que el hombre recibiera atención médica.

"Sabía los riesgos que comportaba la realización de RCP a alguien que potencialmente tiene coronavirus, pero tomé la decisión de hacerlo de todos modos. Hablé con su mujer sobre su historia clínica y nunca dijo que era positivo, dijo que tenía previsto hacer una prueba en Los Ángeles... Pasé el resto del vuelo cubierto con mi propio sudor y con la orina de este hombre.

Desde entonces soy sintomático y estoy esperando los resultados de mi segunda prueba" explica.

Aterrizaje de emergencia por un muerto de coronavirus

La parada de emergencia se hizo a Nueva Orleans y los médicos y equipos de rescate pudieron acceder a bordo para intentar salvarlo, sin éxito.

En ese momento, la mujer reveló que su marido había estado mostrando síntomas de COVID-19 durante la semana pasada, ya que había perdido el sentido del gusto y el olfato.

Después de la descarga del pasajero en Nueva Orleans, su asiento fue precintado y el avión, un Boeing con capacidad para 179 personas, continuó su viaje hacia Los Ángeles. El hombre, finalmente y a pesar de los intentos de salvar su vida, murió.

Comentarios