jueves 6/5/21

María, la joven de 23 años muerta al abortar: denuncian posible negligencia médica

Ya investigan el trágico caso
María, la joven de 23 años muerta al abortar: denuncian posible negligencia médica
María, la joven de 23 años muerta al abortar: denuncian posible negligencia médica

Según recoge El CasoMaría, una chica de 23 años, decidió interrumpir su embarazo de forma legal en un hospital. Días después de tomar la pastilla abortiva, murió. La autopsia trata de averiguar si hubo una negligencia médica.

Una chica muere después de abortar en Argentina

María del Valle González López, conocida como Mari, era una estudiante universitaria de 23 años que el pasado miércoles 7 de abril fue al hospital de su municipio, el Hospital Arturo Illia. El motivo de la consulta era la solicitud de la interrupción voluntaria de su embarazo.

Según los datos publicados en medios locales, los sanitarios le suministraron un protector de estómago, un misoprostol, para después tomar la píldora que la haría abortar.

Dos días después, el viernes, se empezó a encontrar mal. Al día siguiente fue ingresada en el Hospital Perrupato de la ciudad de Mendoza y el domingo murió como consecuencia, en principio, de un cuadro de septicemia, una infección repentina de todo el cuerpo a causa de un foco infeccioso dentro del cuerpo que deja pasar los gérmenes en la sangre.

Posible negligencia médica

"Todo apunta, en principio, a una mala praxis", ha informado el medio Mendoza Post basándose fuentes judiciales consultadas.

El fiscal Héctor Gustavo Rosas inició una investigación para determinar las causas de la muerte.

Además, se requisó la historia clínica del primer hospital a que la joven asistió para abortar. En declaraciones a mediados de Mendoza, el fiscal explicaba que "al principio no querían entregarnos la historia clínica de la paciente, pero después de mucha insistencia, accedieron".

El análisis de los órganos determinará la causa de la muerte de Maria

La presunta causa de la muerte, la septicemia, se habría iniciado con un trastorno hemorrágico o coagulopatía, que podría tener el origen en las pastillas suministradas para el aborto.

"Nos dijeron que le suministraron un comprimido para interrumpir el embarazo. Ahora hay que ver si esta pastilla no tiene alguna contraindicación o si la chica no tenía alguna otra enfermedad de base que sea incompatible con este medicamento, situación que tiene que ser valorada por los médicos," declara Rosas a los mismos medios.

Los resultados preliminares de la autopsia no arrojaron información que permitiera dilucidar la causa de la muerte, de manera que la Justicia solicitó el análisis de cada órgano.

Con el resultado de estas pruebas individuales se podrá saber si hubo mala praxis y si la atención de la interrupción del embarazo tuvo algún vínculo con la muerte.

Comentarios