sábado 16/1/21

Abandona a su hija moribunda de 13 años para irse a tomar algo: a la vuelta estaba muerta

Asegura que pensó que se hacía la enferma
Abandona a su hija moribunda de 13 años para irse a tomar algo: a la vuelta estaba muerta
Abandona a su hija moribunda de 13 años para irse a tomar algo: a la vuelta estaba muerta

Según recoge Informativos Telecinco, Sharon Goldie, una madre de 45 años en Lanarkshire (Escocia), se encontró a su hija Robyn, de 13 años, muerta en el sofá al volver a casa después de tomarse una copa en el pub. Cuando los paramédicos le preguntan a la mujer qué había sucedido exactamente, Sharon argumentó que había ignorado sus gritos de ayuda porque pensaba que la adolescente estaba fingiendo.

Robyn había pasado unos días suplicándole a su madre Sharon que la llevara a un centro de salud porque estaba "dolorida por todas partes", sin embargo, la falta de responsabilidad y acción finalmente llevó a la muerte de la joven colegiala.

La joven incluso corrió a las casas de los vecinos para pedir ayuda, sin embargo, esto solo reforzó la percepción de Sharon de que su hija buscaba atención. La realidad era que la joven sufría de una úlcera de estómago, una enfermedad que se habría solucionado fácilmente con la atención médica adecuada.

Sharon decidió que prefería ir al pub en lugar de ayudar a su suplicante hija y regresó para encontrarla inconsciente en la sala de estar. Pasó junto a un amigo y tomó algo en el jardín, asumiendo que probablemente estaba dormida. Cuando el amigo entró para ver cómo estaba Robyn, descubrieron que efectivamente estaba muerta.

Los impactantes detalles se dieron a conocer cuando Goldie apareció en el Tribunal Superior de Glasgow. La madre se declararó culpable ante el Tribunal Superior de Glasgow por los cargos de malos tratos y negligencia hacia un niño. Los fiscales aceptaron la declaración de inocencia de Goldie por el homicidio culposo de su hija.

Anteriormente, la habían incluido en el registro de protección infantil después de que se descubriera que Goldie estaba borracha mientras supuestamente cuidaba a su hija. Robyn también se había visto obligada una vez a llamar a una compañía de gas quejándose de tener frío. Esto llevó a que la niña se quedara con su abuela hasta 2017 en lo que se describió como una "vida estable". Después regresó con su madre en Wishaw, Lanarkshire, debido a varias razones, incluido el comienzo de la escuela secundaria.

Los trabajadores sociales continuaron monitoreando a la pareja. La fiscal Ashley Edwards QC dijo: "A Goldie se le ofreció, en varias ocasiones, la oportunidad de asistir a clases para padres. Ella se negó a asistir". 

La fijación con la bebida de Goldie se convirtió en un problema que causó "fricciones" con su hija.

Comentarios