domingo 29/11/20

VÍDEO: La casa del terror: Imágenes de "patadas, golpes y rodillazos" en una residencia

Los trabajadores serán juzgados
VÍDEO: La casa del terror: Imágenes de "patadas, golpes y rodillazos" en una residencia
VÍDEO: La casa del terror: Imágenes de "patadas, golpes y rodillazos" en una residencia
Según recoge El Caso, seis trabajadores de la residencia de personas con discapacidad La Milagrosa de Málaga han sido acusados por la Fiscalia de presuntos maltratos y coacciones a internos del centro supuestamente cometidos en 2017. La abogacía del Estado solicita cinco años de prisión para cada uno. También acusa a un séptimo trabajador de un delito leve de malos tratos. 

Los acusados se aprovechaban de la discapacidad de los internos

El caso ha salido a la luz gracias a un vídeo captado una cámara de seguridad de La Milagrosa instalada en el centro por un equipo de detectives. Las imágenes, destapadas hoy miércoles por Diario Sur, revelan las muchas agresiones y vejaciones sufridas por los internos 

Según el escrito de la Fiscalía, los usuarios de la residencia eran personas "con graves discapacidades intelectivas y totalmente dependientes para las tareas de la vida diaria", añadiendo que los acusados se aprovecharon este "especial desvalimiento" de los internos. 

Trato denigrante y humillante

En el escrito de la Fiscalía se incide en que "los acusados, durante la noche, y guiados por el ánimo de menoscabar la integridad física de los usuarios de la residencia, le infligían un trato denigrante y humillante", dice la acusación pública.

Los internos maltratados fueron un total de siete. Usuarios sobre los que los trabajadores ejercían "una violencia física de carácter leve, que no llegaba a causarles lesiones y que se materializaba en propinarles múltiples patadas, rodillazos, manotazos, empujones y tirones de ropa".

Residencia La Milagrosa Málaga / Google MapsSiete empleados de la residencia La Milagrosa de Málaga se enfrentan a condena de prisión acusados de maltratos a internos del centro / Archivo

No podían defenderse ni pedir auxilio

En diversas ocasiones, los internos agredidos acababan en el suelo, "donde eran nuevamente agredidos, sin que, debido a la discapacidad que presentaban, pudieran defenderse o pedir auxilio". En esos momentos completaban sus vejaciones con "expresiones despectivas tales como 'perro asqueroso'". 

Asimismo, supuestamente, los acusados bloqueaban las puertas de emergencia, las de los baños, así como las de algunos dormitorios, "impidiendo que los usuarios que allí dormían pudieran salir".

Más información en vídeos 
Comentarios