lunes 21/6/21

Un cura veta una chica de 26 años para hacer de madrina en una boda por ser lesbiana

Lamentable que esto siga pasando en España
Al menos 53 sacerdotes han muerto en España con COVID-19, 5 de ellos de Ciudad Real
Un cura veta una chica de 26 años para hacer de madrina en una boda por ser lesbiana
Según recoge El Caso, un cura de Castellón veta una chica de 26 años para hacer de madrina en la confirmación de su sobrina por "no llevar un estilo de vida digno".

Homofobia en la iglesia de La Vilavella

La confirmación católica de una niña en el municipio La Vilavella de Castellón este viernes, ha quedado truncada por el cura de la parroquia de la Sagrada Familia.

El hombre ha vetado a la tía, de 26 años, para hacer de madrina por el simple hecho de ser lesbiana.

A pesar de ser católica y miembro activa de la comunidad religiosa, el cura le ha prohibido participar en la celebración.

Según denuncia la activista Pastora de Florencio, presidenta de Castellón LGTBI, en TV3, el religioso ha alegado "que no lleva un estilo de vida digno".

En declaraciones al mismo medio, la activista seguía: "los motivos son kafkianos, que no lleva una vida digna. Es una persona creyente, bautizada, que ha hecho la comunión y la confirmación. No se entiende por qué se le prohíbe ser madrina de su ahijada durante la confirmación".

Veta una chica para hacer de madrina por ser lesbiana

La entidad denuncia que la chica no ha encontrado ningún apoyo dentro de la comunidad religiosa, que se ha limitado a decir que el derecho canónico no recoge ningún artículo que la pueda acoger, ni tampoco en el obispado, con quien han contactado, pero que no ha querido pronunciarse, informa también TV3.

Sí que lo ha encontrado, en cambio, en el vecindario, "que se ha volcado" a mostrarle su apoyo. De hecho, la localidad, de poco más de 3.000 habitantes y localizada en la comarca valenciana de la Plana Baixa, se ha llenado de banderas multicolor colgando en los balcones, representando del colectivo LGTBI, como muestra de apoyo.

Desde los grupos activistas añaden, además que la Iglesia católica, como institución financiada por el Estado, tiene que, "como mínimo cumplir la Constitución, que dice que no se puede discriminar por orientación sexual".

La ceremonia será este viernes pero sin la madrina escogida por la familia, que no puede participar. La entidad no contempla, de momento, hacer más acciones de protesta por este veto: "Ella no quiere, esto la ha sobrepasado".

Comentarios