miércoles 29/9/21

"Botellón en mi casa y que jodan al Covid": así organizan fiestas ilegales a través de la App

La aplicación está pensada para que los usuario propongan planes y cualquiera que esté registrado pueda unirse a la reunión
Pega a dos policías en un 'botellón': "Soy hijo de una famosa jueza de Madrid"
"Botellón en mi casa y que jodan al Covid": así organizan fiestas ilegales a través de la App

Según recoge El Casousuarios de una aplicación de móvil organizan fiestas ilegales en sus casas en las que no se respetan las normas establecidas como prevención contra el coronavirus

Jaleo, la app utilizada para organizar fiestas

Jaleo, es una aplicación diseñada para dispositivos móviles tanto Apple com Android. Esta herramienta electrónica permite a sus usuarios organizar planes en sus casas: desde una partida de rol a ver un partido de fútbol, un club de lectura o una cena, e invitar al resto de personas que se hayan descargado la aplicacació, siempre a partir de las normas establecidas por el organizador. 

Hay planes de todo tipo y para todos los gustos. Hay usuarios que proponen partidas de póker o de mus. Los hay que proponen encontrarse para cocinar comida tradicional o mexicana. Maratones de visionado de Harry Potter (hay que llevar pijama), o de películas de Quentin Tarantino...

Botellon fuck covid / ArchivoMuchos usuarios usan la aplicación Jaleo para organizar fiestas en sus casas se saltan las normas preventivas contra la pandemia / Archivo

Botellones en casa

En la gran mayoría de las ocasiones, los organizadores dejan bien claro que no pueden ser más de seis personas, para así respetar las normas establecidas de forma preventiva en la lucha contra la pandemia del coronavirus. Sin embargo, no todos los usuarios se ajustan a la legalidad. 

Botellón Fuck Covid” es el nombre que le dio un usuario que proponía organizar una fiesta en casa con hasta 10 invitados, cuatro más de los permitidos. "La idea es que cada uno vuelva a casa piripi", dice el organizador en la drescripción de la quedada. Mucho peor el caso de “Vamos mi hente”, que quería montar un jaleo (nunca mejor dicho) en su casa, con hasta 30 personas, sobrepasando por mucho las limitaciones establecidas. 

Comentarios