martes 20/10/20

Quedan por una aplicación y le roba un reloj: la obliga a tener sexo para devolvérselo

Quedan por una aplicación y le roba un reloj: la obliga a tener sexo para devolvérselo
Quedan por una aplicación y le roba un reloj: la obliga a tener sexo para devolvérselo

Según recoge El Caso, en Tinder algunas veces puedes encontrar gente que tienen otras intenciones muy diferentes de las que anuncian en sus perfiles. Se tiene que ir con cuidado a quien haces match aunque ni mucho menos te puedes llegar a imaginar que podrás llegar a pasar el infierno que pasó a una chica de Barcelona esta semana pasada.

La chica conoció a un hombre por Tinder y después de hablar concertaron un encuentro en su casa. Al cabo de un rato y aprovechando que la chica estaba en la cocina, el hombre se marchó de manera precipitada, hecho que la sorprendió dado que no había pasado nada que explicara esta huida repentina.

Escapó con un reloj de 200 euros

Extrañada por esta conducta hizo comprobaciones en su piso y se dio cuenta de que entre sus efectos personales echaba de menos el monedero y un reloj valorado en 200 euros. Los había robado su cita.

La chica en un primer momento no pudo contactar con el presunto ladrón. El hombre que había conocido por internet, de 44 años y de nacionalidad española, no cogía el teléfono y colgaba las llamadas de la mujer. Hasta el día siguiente no consiguió hablar con él y fue entonces que pudieron concertar una nueva cita con el fin de, supuestamente, devolverle el reloj y el monedero.

Un segundo encuentro: se presentó con un amigo

Finalmente acordaron encontrarse a las diez y media de la noche. Poco antes de la hora el ladrón contactó a través de WhatsApp para decirle que le devolvería sus cosas pero que tendría que ser "a cambio de alguna cosa", sin dar más detalles. El hombre se presentó en su casa con un amigo suyo y dijo a la chica que para recuperar el reloj tenía que tener relaciones sexuales con su amigo, un hecho que la mujer descartó.

Fue entonces cuando el hombre la amenazó con una navaja para intimidarla y así conseguir sus propósitos. Al darse cuenta de la situación el hombre que lo acompañaba decidió marcharse apremiadamente del piso y dejó a la chica sola con su agresor. Finalmente, la chica se pudo librar del agresor como pudo y se cerró en una de las habitaciones del piso. Cuando el hombre se marchó, la chica pudo denunciar los hechos en la comisaría de los Mossos del Eixample.

Detenido y en libertad

Agentes de la Unidad de Investigación de los Mossos d'Esquadra de la comisaría del Eixample se hicieron cargo del caso y el día siguiente, el 6 de agosto, pudieron detener al hombre en la zona de plaza de España. El hombre de 44 años y de nacionalidad española ya está en libertad, según ha podido saber ElCaso.com.

Más información en vídeos 
Comentarios