miércoles 22/9/21

Dos padres hallan muerta en extrañas circunstancias a su hija de 23 años en su casa

El cadáver estaba tirado en una habitación
Dos padres hallan muerta en extrañas circunstancias a su hija de 23 años en su casa
Dos padres hallan muerta en extrañas circunstancias a su hija de 23 años en su casa
Según recoge El CasoMary Leaity y su marido se marcharon de vacaciones unos días después del primer confinamiento de 2020 al Reino Unido. Al volver a casa encontraron a su hija Ruby, de 23 años, muerta. Ahora, la historia se hace pública.

Encuentran a la hija muerta en su casa en el Reino Unido

En julio de 2020, después del duro confinamiento, la familia Leaity, de Southampton, Reino Unido, decidió hacer una escapada cerca para disfrutar de unas vacaciones.

La hija, Ruby, de 23 años, decidió en el último momento que se quedaría en su casa mientras los padres se marchaban cinco días. Era la primera vez que se quedaba sola.

Ruby había estado en una relación durante cuatro años, pero su madre sabía que había conocido a alguien más y sospechaba que quería reunirse con ella mientras sus padres estaban fuera.

La chica luchaba desde hacía diez años con problemas de salud mental como trastornos depresivos y episodios de ansiedad, y había intentado suicidarse más de una vez.

Confinamiento, rechazo y muerte de su perro

"Recientemente la habían echado de un trabajo que le encantaba para faltar a reuniones cuando tenía consultas al psicólogo. Además, un par de semanas antes tuvimos que sacrificar el perro familiar, que ella quería muchísimo y que le había hecho mucha compañía durante el confinamiento" declaraba la madre a los medios locales.

La familia sospecha que "lo que precipitó su mal humor la mañana de su muerte fue un mensaje de la chica que le gustaba diciendo que la rechazaba... Creemos que se desbordó de tristeza y dolor".

Se suicida y la encuentran los padres al volver de vacaciones

A pesar de la angustia de separarse de la hija, la madre habló con ella cada día. "La última vez fue el día antes de volver por la tarde y parecía estar bien".

Pero al día siguiente, al volver a casa, encontraron el cuerpo sin vida de Ruby.

La muerte fue certificada por la forense como suicidio y encontraron una nota en su habitación que decía: "Esto no es culpa de nadie, solo mía".

El confinamiento, la pérdida del perro y el reciente rechazo sentimental parecían ser los principales problemas que la superaron y la llevaron a quitarse la vida con solo 23 años.

Comentarios