miércoles 21/4/21

Dos adolescentes asesinan brutalmente a un repartidor y le roban el vehículo cargado

Los dos adolescentes han sido detenidos
Tres hombres detenidos por violar brutalmente en grupo a una joven en una vivienda
Dos adolescentes asesinan brutalmente a un repartidor y le roban el vehículo cargado

Según recoge NIUS dos adolescentes de sólo 13 y 15 años han sido detenidas, acusadas de asesinato con arma, homicidio en segundo grado con arma, robo de un vehículo y conducción temeraria, tras intentar robar el vehículo de un conductor de Uber Eats en Washington D.C.

El agente de la Policía de Washington DC encargado de la investigación, Chad Leo, asegura que las adolescentes habían planeado el robo con antelación. Durante su declaración en el juicio recogida por la cadena de televisión local ABC7, las chicas quedaron en una estación de metro céntrica con la intención de cometer el robo del vehículo de algún repartidor aprovechando el momento del reparto.  

La víctima se llamaba Mohammad Anwar, un hombre de origen paquistaní de 66 años que llegó a Estados Unidos en busca de un futuro mejor para su familia. 

Durante su declaración, el agente de Policía cuenta como todo quedó grabado en un vídeo (les advertimos que el vídeo contiene imágenes muy duras) que circula por redes sociales. Las imágenes muestran como una de las adolescentes, pistola táser en mano, intenta zafarse de la víctima, que intenta evitar el robo encaramándose encima de la joven. Es entonces cuando la segunda chica, desde el asiento del conductor, consigue encender el coche, que sale disparado a toda velocidad con Mohammad Anwar colgado de la puerta. 

Unos metros más adelante, la adolescente estrella el vehículo, que queda volcado del lado del conductor. El vídeo muestra cómo unos miembros de la Guardia Nacional ayudan a las chicas a salir del vehículo. A varios metros del vehículo yace el cuerpo de Mohammad Anwar, inconsciente y boca abajo, tras salir despedido por la colisión. 

En un principio parece que los militares están socorriendo a las jóvenes como las víctimas de un accidente, hasta que llegan corriendo los testigos del robo contando la verdad. El vídeo recoge como al salir del vehículo por la puerta del copiloto, una de las jóvenes parece más preocupada por su teléfono móvil, que ha quedado dentro del coche, que por la víctima, inmóvil a sólo unos pasos. 

Mohammad Anwar fue trasladado de inmediato a un hospital cercano, donde se confirmó su muerte. 

Comentarios