domingo 25/10/20

Muere de hambre una niña de 10 años: los padres le racionaban y escondían la comida

Los médicos no han podido salvar su vida
Pasó casi siete horas en urgencias esperando sin oír la llamada por su discapacidad
Muere de hambre una niña de 10 años: los padres le racionaban y escondían la comida

Según recoge El Caso, una niña de tan solo 10 años ha muerto de hambre después que que sus padres adoptivos presuntamente le escondieran la comida o bién la guardaban bajo llave. La pequeña tan solo pesaba 17 kilos cuando la policía la encontró, todavía con vida. Por desgracia, ya no se pudo hacer nada por su vida.

Los médicos ya no pudieron salvarle la vida

El caso, según relata el diario mexicano Vanguardia, ha sucedido en la localidad de Salem (Estados Unidos).  El 13 de octubre los padres adoptivos de Josie A. A llamaron a la policía porque la pequeña no respondía tras desmayarse. Se la trasladó con rapidez al Salem Memorial District Hospital, donde murió poco después por inanición extrema y debilidad físicaprovocada por la falta de alimento, según los informes médicos.

Habían puesto una cerradura en el frigorífico

Tras el trágico deceso, se obtuvo una orden para registrar la casa de los padres adoptivos, Susan A. y Randall A. Dentro de la vivienda, los agentes vieron que el refrigerador tenía una cerradura y que en la habitación de Josie solo había un colchón en el piso, una lámpara y un cesto para la ropa sucia. Además la cerradura de la habitación se había cambiado para que pudiera cerrarse por fuera. En la despensa, los alimentos estaban en estantes muy elevados, presuntamente para que la pequeña no llegara.

El padre adoptivo de Josie aseguró que nunca encerró a la menor en su cuarto, mientras que la madre declaró que sí la encerraban mientras trabajaban en el jardínporque tenían un arma en casa. Según la versión de los dos, su hija adoptiva estaba tan delgada porque ella misma decidió dejar de comer, y cuando se les preguntó por qué no llevaron antes a la niña al médico,  la mujer respondió que "tenía demasiado miedo de lo que pensaría" la gente.

Los padres adoptivos tenían 13 menores a su cargo

Según la versión de los padres adoptivos, Randall A. y Susan A., su hija estaba tan delgada porque ella misma decidió dejar de comer. Cuando se les preguntó porque no la llevaron antes a un médico, la mujer respondió que "tenía demasiado miedo de lo que pensarían los demás" por la extrema delgadez de la niña, que para su edad debería haber pesado unos 30 quilos y tan solo pesaba 17. 

Ante tal suceso, decenas de personas realizaron esta semana una vigilia en memoria de Josie y pidieron justicia para la niña. 

Cabe recordar que en Estados Unidos aquellos que adoptan a menores reciben ayudas económicas y la pareja tenia 13 menores a su cargo. Los dos ya está bajo arresto acusada de negligencia infantil.

Más información en vídeos 
Comentarios