jueves 23/9/21

Detenida una joven enfermera de 30 años tras asesinar a un bebé e intentarlo con otros

En el Hospital en el que trabajaba
Contagio prenatal de coronavirus: una bebé de 34 semanas, en la UCI con síntomas graves
Detenida una joven enfermera de 30 años tras asesinar a un bebé e intentarlo con otras

Según recoge Informativos Telecinco, Lucy Letby, una enfermera británica de 30 años, ha sido detenida acusada de asesinar a ocho bebés y de intentar matar a otros nueve en el Hospital Countess of Chester, al sur de la localidad inglesa de Liverpool. Las autoridades del país llevan tres años con esta investigación, que apunta a Letby como la principal sospechosa.

Se trata de la tercera ocasión en la que la enfermera es arrestada. El inspector jefe detective Paul Hughes, encargado de la investigación, ha asegurado al diario The Sun que "han pasado más de tres años desde que iniciamos una investigación sobre una serie de muertes de bebés y colapsos mortales en la unidad neonatal del Hospital de Chester". Tal y como detalla Hughes, durante todo este tiempo, su equipo ha estado trabajando en un caso "sumamente complejo y sensible". Trataban de averiguar qué estaba provocando la muerte y el colapso de los pequeños.

En julio de 2018, Letby fue arrestaba bajo sospecha de asesinato por la muerte de los bebés, pero posteriormente fue puesta en libertad bajo fianza a la espera de nuevas investigaciones y de pruebas más concluyentes. Casi un año más tarde, en junio de 2019, fue de nuevo detenida.

La Policía confirmó que los padres de los bebés se han mantenido al tanto de toda la investigación y que, además, están siendo apoyados por las autoridades pertinentes. "Es un momento muy difícil para todas las familias y es importante recordar que hay varias familias en duelo que buscan respuestas sobre lo sucedido", añade Hughes.

Además, el centro hospitalario llevó a cabo una investigación interna cuando los médicos encontraron que los bebés prematuros habían muerto después de una insuficiencia cardíaca y pulmonar. Un informe también encontró que los recién nacidos tenían manchas inusuales en los brazos y en las piernas después de su muerte.

Comentarios