jueves 29/10/20

Una niña de 12 años protege a su sobrina, de 18 meses, durante un tiroteo en plena calle

La menor se debate entre la vida y la muerte
Hallan muertos en su vivienda a un matrimonio y su hijo: se manejan varias hipótesis
Una niña de 12 años protege a su sobrina, de 18 meses, durante un tiroteo en plena calle

Según recoge Informativos Telecinco, cuando Makayla y Canisha Saulter escucharon ruidos fuertes cerca de su casa en Bloomington, Minnesota (EEUU), las hermanas asumieron que solo eran petardos. Pero fue algo mucho peor. Su primo, Anthony Smith, dijo que un hombre blanco empezó a dispararles. "No sé si fue por motivos raciales, pero quería matar a mi familia", afirmó.

Makayla, de 12 años, cargaba en sus brazos a la hija de Canisha, Winter, de 18 meses. La encontraron en el suelo acunando a la bebé, que resultó ilesa. "Ella es una heroína", indicó la tía de Makayla, la reverenda Marcia Westbrook. "Ella iba a proteger al bebé sin importar qué. Ella es una protectora", resaltó.

Makayla, quien recibió un disparo en la cabeza mientras intentaba huir del atacante, se encuentra actualmente en estado crítico en el Centro Médico del Condado de Hennepin en Minneapolis.

Smith describe a Makayla como una "luchadora" y señaló que la familia está pidiendo oraciones por ella. Westbrook escribió en la página que han creado en GoFundMe: "No se sabe cuánto tiempo estará en el hospital o si alguna vez se recuperará por completo".

Canisha, de 29 años, a quien le dispararon tres veces en la parte inferior del cuerpo, se encuentra en condición estable. Smith apuntó que Canisha, madre soltera de Winter, necesitará aprender a caminar nuevamente.

Cuando la policía llegó a la casa del sospechoso, a quien identificaron como Jason Michael Mesich, descubrieron el cuerpo sin vida de su esposa, Angela Lynn Mesich, en el garaje.

Después de un enfrentamiento con los agentes, Mesich, de 48 años, fue arrestado. Está detenido por causa probable de homicidio en segundo grado, intento de homicidio en segundo grado y asalto en primer grado. En la declaración ante el tribunal, Mesich manifestó que "odiaba a todos los niños" y que pensaba que Makayla y Canisha pudieron haber sido testigos de cómo disparó a su mujer.

Según los documentos judiciales, Mesich dijo a la policía que discutió con su esposa porque sentía que no tenían relaciones sexuales con la suficiente frecuencia. Se ejecutó una orden de registro en la casa de Mesich después de su detención y los agentes encontraron "numerosas armas y cientos de cartuchos de munición".

Mesich está detenido con una fianza de un millón de dólares y debe regresar ante el juez el 30 de septiembre.

Más información en vídeos 
Comentarios