jueves 6/5/21

Un camionero provoca un grave accidente de tráfico y mueren cuatro agentes de Policía

Detenido y enviado a prisión
accidente, ambulancia, coche, tráfico, noche,
Un camionero provoca un grave accidente de tráfico y mueren cuatro agentes de Policía
Según recoge El Caso, el camionero que provocó un accidente de tráfico en el que murieron cuatro policías, al huir de "una bruja" inventada por los efectos de los estupefacientes y el alcohol consumido, ha sido sentenciado a 22 años de cárcel. El juez calificó el atentado de "escalofriante" y dijo que el suceso causó una pérdida de vidas "completamente innecesaria". Los hechos ocurrieron en Australia. 

Atropello masivo en la autopista

El 22 de abril de 2020, Mohinder Singh, de 48 años, pensó que estaba siendo perseguido por una bruja mientras conducía por la autopista del este de Melbourne (Australia). Una alucinación que le llevó a ser el responsable de un terrible accidente en el que fallecieron la agente principal Lynnette Taylor, el agente Kevin King y los agentes Glen Humphris y Josh Prestney. El hombre solo había dormido cinco horas durante los tres días anteriores, relata Daily Mail.

El camión de 20 toneladas giró hacia el carril de emergencia en Kew y chocó contra los oficiales y sus vehículos estacionados. Dos de los agentes estaban discutiendo la incautación del Porsche de Richard Pusey después de detenerlo por exceso de velocidad. Pusey estaba orinando al costado de la carretera cuando el camión chocó y filmó a los agentes moribundos en su teléfono móvil antes de abandonar la escena. Hace un mes, Pusey se declaró culpable de ultrajar la decencia pública. 

Los agentes murieron cuando el camión de Singh se estrelló contra ellos a una velocidad a unos 80 km/h. El Porshe de Pusey quedó también devastado. 

Presión sostenida de la jefa

Singh había descansado solo cinco de las 72 horas antes del accidente y pasó gran parte de esos tres días traficando y consumiendo drogas, según la sentencia.  

En su audiencia de declaración de culpabilidad recordó que parecía tan afectado por las drogas y cansado que lo instaron a dormir. Sin embargo, según su abogado, Singh estaba bajo "presión sostenida" de su jefa, Simiona Tuteru, para trabajar esa tarde.

Tuteru está acusada de cuatro cargos de homicidio involuntario y la policía alega que sabía que Singh no debería haber estado conduciendo.

Creyente en lo sobrenatural

El fiscal también escuchó que Singh era un creyente en lo sobrenatural, que pensó que estaba maldito por una "bruja" llamada "Glenys" que no se levantaba de su asiento de pasajero. El juez Coghlan dijo que Singh afirmó haber visto fantasmas y espíritus en los últimos años, mientras que su familia informó un deterioro en su salud mental.

Un psiquiatra forense descubrió que Singh era impulsivo en la toma de decisiones, carecía de conocimiento sobre su consumo de drogas y tendía a adoptar un razonamiento sobrenatural sobre explicaciones racionales. 

Estos motivos no fueron suficientes para rebajar la condena. 

Condenado a 22 años de cárcel

A una semana del primer aniversario de la tragedia, el juez de la Corte Suprema Paul Coghlan encarceló el miércoles a Singh por 22 años y ordenó que cumpla 18 años y seis meses antes de que sea elegible para la libertad condicional. La sentencia es una de las más largas impuestas en Victoria por una tragedia en la carretera. Asimismo, se le exige un año más en la sentencia por sus delitos relacionados con las drogas.

El condenado, de 48 años, padre de dos hijos, no reaccionó cuando se leyó su sentencia.

Comentarios