miércoles 20/10/21

Un menor asesina a golpes con una barra de hierro a un hombre para robarle marihuana

El joven de 15 años se ensañó a golpes hasta matarlo
Un menor asesina a golpes con una barra de hierro a un hombre para robarle marihuana
Un menor asesina a golpes con una barra de hierro a un hombre para robarle marihuana
Según recoge El Caso, el 19 de febrero de 2019 dos hombres acabaron en el hospital, muy graves, después de ser asaltados en su casa, en la calle Rosari de Masllorenç, un pueblo tranquilo del Baix Penedès que no llega a los 500 habitantes. Aquel asalto, que en un primer momento nadie imaginó que acabaría con tragedia, parece que se ha podido aclarar y que ahora llegará a juicio en la Audiencia Provincial de Tarragona.

Asalto en una casa para robar marihuana: acabó mal

En el momento del asalto en aquella casa había dos personas, un hombre de 87 años y su hijo, de unos 40 años. Un grupo de personas entraron en su casa después de reventar la puerta de una patada. Cuando estubieron dentro los atacaron. Uno de los asaltantes, un joven de 15 años, que iba con un pasamontañas, dio golpes con una barra de hierro al hombre de 87 años y apuñaló al hijo, el hombre de 47 años. Aunque fueron trasladados al hospital, las heridas del hombre más mayor se complicaron y acabó muriendo.

Los Mossos d'Esquadra investigaron los hechos y supieron que en el interior de la vivienda había marihuana plantada, un hecho que hizo pensar que el asalto podría estar relacionado. Cuando lo confirmaron pudieron saber que el grupo, con dos adultos y un joven menor de edad, tenían la intención de robar la droga que tenían plantada el padre y el hijo. Los dos jardineros se resistieron y recibieron los golpes y las agresiones del grupo.

Un menor de edad, autor de los golpes mortales

Según las investigaciones, que acepta como buenas la Fiscalía, pero que ahora se tendrán que probar en un juicio, el menor de edad fue el autor material de las agresiones que recibió el hombre mayor que acabó muriendo en el Hospital Juan XXIII de Tarragona.

Murió, tal como recoge el escrito de calificación fiscal, el día 6 de mayo. Quince días después de recibir la brutal paliza los médicos le dieron el alta. Por su estado de salud previo y la edad, se decidió no intervenir quirúrgicamente. Volvió a su casa y después de algunos días se empezó a encontrar mal.

El traumatismo craneoencefálico del 19 de febrero le costó finalmente la vida. Fue entonces cuando se inició la investigación por homicidio. El testigo que él había dado del asalto y también el de su hijo fueron claves para acabar el rompecabezas de este crimen de Masllorenç.

Piden cinco años más de internamiento

El joven acusado de este crimen, que ya está en régimen cerrado en un centro de menores por haber participado en otros asaltos violentos y haber sido cazado por los Mossos d'Esquadra, se enfrenta ahora a una condena de cinco años más en régimen cerrado y dos años de libertad vigilada.

Es la petición que hace la Fiscalía de Tarragona por el juicio, que arrancará pronto al Audiencia Provincial. Acusan al menor de edad de un homicidio, de un homicidio en grado de tentativa y también de un presunto robo con violencia en casa habitada con instrumento peligroso. La Fiscalía también pide el pago de unos 100.000 euros a la viuda y al hijo del hombre muerto.

Comentarios