viernes 23/10/20

Hallan muerta a una estudiante de medicina de 22 años en el hueco de un ascensor

No descartan que haya sido asesinada
Muere un joven repartidor de comida de 18 años tras chocar su moto contra un banco
Hallan muerta a una estudiante de medicina de 22 años en el hueco de un ascensor

Según recoge Informativos Telecinco, Ana Karolina Fernández, una estudiante de medicina de la Universidad de Buenos Aires (Argentina) de 22 años, murió al caer por el hueco de un ascensor en el barrio de Retiro. La Justicia investiga si se trató de un fallo en la puerta o si fue un hecho criminal.

"Queremos saber la verdad de lo que pasó con nuestra amiga. Esto no fue un accidente, estoy convencida de que se trató de un homicidio", relata su amiga Sofía, quien conocía muy bien a Karol, como ella la llama. Hace más de tres años que eran amigas y afirmó que la fallecida "se manejaba muy bien en Buenos Aires" donde proyectaba su vida como médica.

La causa, que está en manos del juez Manuel de Campos, fue catalogada como "muerte por causas dudosas", ya que se intenta determinar si cayó por un fallo en la puerta del ascensor o si, por el contrario, se trató de un crimen.

Según fuentes policiales, la autopsia determinó como causa de muerte los múltiples traumatismos que padeció la víctima en su caída de 16 niveles, desde el piso 13 al tercer subsuelo, pero el juez aguarda los resultados de los estudios toxicológicos y otros complementarios para incorporarlos al expediente.

Hallan muerta a una estudiante de medicina brasileña en el hueco de un ascensor

Las últimas horas de Ana Karolina

El jueves 3 de septiembre el grupo de amigos salió a tomar unas cervezas. "Queríamos juntarnos para celebrar que Karol había aprobado Patología, la materia que había suspendido. Ella se fue a casa de otra amiga que vive por el centro. Desde allí quedó en encontrarse con Juan, un amigo con el que se relaciona desde hace dos años", continuó su amiga.

Karol se fue de la casa de su amiga para el encuentro con su amigo Juan, pero en casa de un tercero, a quien aparentemente no conocía. "Ella siempre está con el celular en la mano, siempre. Y contesta todos los mensajes. Es muy extraño que no supimos nada desde que subió al taxi", relata Sofía a Clarín.

Las amigas de Karol intentaron comunicarse con Juan por mensajes, por redes sociales y hasta llamando por teléfono desde las 6 de la mañana. Nunca hubo una respuesta. "Recién a las nueve de la noche del viernes, ya desesperadas, lo volvimos a llamar y nos atendió su mamá, que nos dijo que Juan se estaba bañando, que estaba en shock por la muerte de su amiga. Así nos enteramos. La madre nos comunicó que Karol se había caído por el ascensor".

Personal de bomberos de la Policía de la Ciudad encontró el cuerpo de la joven universitaria en el tercer subsuelo del foso del ascensor. La víctima quedó tendida boca arriba, vestida con un jean azul y una remera negra y en medias, sin calzado colocado. El juez Campos también intentará determinar si en el departamento hubo algún tipo de ingesta de estupefacientes, ya que se encontró una bolsa plástica con un polvo de color rosa.

Su amiga está convencida de que no fue un accidente. "Karol era prudente, tenía límites y los ponía... Lo que no le gustaba, lo decía. Le pusieron algo en la bebida, o quisieron abusar de ella, es poco creíble la escena del ascensor.Además, si estaba en medias, irse a su casa no quería".

Los padres quieren repatriar su cuerpo

Karol llegó a Buenos Aires desde la ciudad brasileña de Goiás en 2016 para estudiar Medicina. Se inscribió en la UBA y llevaba tres años de carrera. Rápidamente se enamoró de la ciudad, de su gente y se puso como objetivo graduarse cuanto antes y poder ejercer. "Sus padres le mandaban la plata para pagar el alquiler y la comida", contó su amiga.

Los padres de Ana Karolina, desesperados, hicieron una colecta por las redes y en menos de doce horas consiguieron el dinero para repatriar el cuerpo de su hija, circunstancia que, por tratarse de una muerte dudosa, demorará un tiempo.

Más información en vídeos 
Comentarios