martes 29/9/20

Detenida y a prisión por tratar de arrancar los genitales a mordiscos a un hombre

Consumieron un cóctel de alcohol y drogas
Detenida y a prisión por tratar de arrancar los genitales a mordiscos a un hombre
Detenida y a prisión por tratar de arrancar los genitales a mordiscos a un hombre

Según recoge Informativos Telecinco, Priscilla Vaughn, una mujer de 29 años, está en prisión sin posibilidad de fianza en el condado de Orange, en Orlando (Florida). Lleva allí desde el 19 de mayo y se le acusa de intento de homicidio después de que tratase de arrancar a mordiscos los genitales a un hombre en un hotel.

Los hechos ocurrieron el 19 de mayo en Crestwood Suites, un céntrico hotel de Orlando. Este día una mujer alertó al 911 de lo que estaba pasando. "Escucho como a un hombre gritando. No sé quién, es como alguien gruñendo. ¡Oh, Dios mío! Alguien está gritando. Es una mujer. ¡Tenéis que daros prisa!", dijo al agente que respondió la llamada.

Cuando los agentes llegaron, lo primero que vieron es la puerta de la habitación llena de sangre, según ‘CBS Miami’. A continuación, vieron a Vaughn y a un hombre de 30 años. Ella, según el informe policial, tenía la boca llena de sangre y “rugía” y “gruñía”. Él estaba encerrado en el baño, aún sin ropa, con sangre en la boca y tenía “heridas graves ocasionadas por mordiscos” en varias partes del cuerpo. Así se describe en el parte de lesiones: “Su escroto estaba muy lacerado por una mordida, que le causó evisceración testicular. También tenía una laceración significativa en el pene por otra mordida”. De hecho, los dos tuvieron que ser trasladados a un centro médico.

Consumieron un cóctel de alcohol y drogas

Según declaró la víctima a la Policía, había conocido a Priscilla Vaughn -que, afirma, era prostituta- por Internet. Después de cenar, se dirigieron al hotel, donde tras consumir un cóctel de alcohol y drogas, mantuvieron sexo consentido. Sin embargo, llegado a un momento dado, y según la versión del hombre, Vaughn empezó a ponerse agresiva y a morder sus genitales como si quisiera comérselos sin que él pudiera defenderse. Incluso, dice, intentó sacarle los ojos. Además, añade, esta le quitó el teléfono móvil por lo que no pudo llamar a emergencias. La Policía afirma que las lesiones del hombre eran de tal gravedad que la mujer podría haberle matado.

Por su parte, Priscilla Vaughn declaró a la policía que el hombre la drogó y esto fue lo que desencadenó su reacción.  En este sentido, la mujer de la habitación de al lado, que realizó la llamada al 911, afirma haber escuchado a la mujer gruñir, gritar pidiendo ayuda y diciendo al hombre que se alejase de ella.

A la espera de juicio, Priscilla Vaughn permanece en prisión sin posibilidad de fianza en el condado de Orange, en Orlando (Florida) acusada de intento de homicidio.

Más información en vídeos 
Comentarios