lunes 26.08.2019

Estas son las 5 bebidas alcohólicas que menos calorías tienen y más se consumen

Las bebidas alcohólicas menos calóricas suelen ser aquellas que no han sido destiladas y que, por tanto, tienen una graduación menor. Sin embargo, a pesar de tener menos calorías se suelen tomar en mayores cantidades

Estas son las 5 bebidas alcohólicas que menos calorías tienen y más se consumen - EL ESPAÑOL
Estas son las 5 bebidas alcohólicas que menos calorías tienen y más se consumen - EL ESPAÑOL

Un artículo de Juan Rodríguez de Rivera publicado en EL ESPAÑOL

Calorías 'vacías', calorías prohibidas

Las bebidas alcohólicas tienen unos niveles energéticos muy altos. El alcohol que pueden beber los seres humanos es el etanol y, por cada gramo de esta sustancia, se obtienen 7 calorías. Todas las bebidas alcohólicas llevan disuelto este químico que aparece por procesos previos de fermentación o de destilación. Sin embargo, la proporción de alcohol en cada una de estas bebidas varía y se expresa con un porcentaje que se conoce como graduación alcohólica.

Las calorías del alcohol no son como las del resto de alimentos. Normalmente, las calorías proceden de nutrientes que cumplen funciones importantes en nuestro cuerpo. Las proteínas, los hidratos de carbono o las grasas, son los principales macronutrientes. En el caso del alcohol, esta energía no procede de ningún nutriente en particular. Por esta razón, siempre se ha dicho que las calorías del alcohol son "vacías". No aportan nada al cuerpo.

El abuso de alcohol supone un grave peligro para la salud y mata a más de 3 millones de personas al año, según datos de la Organización Mundial Salud (OMS).

El vermú

El vermú es una de esas bebidas que tomaban los abuelos mientras echaban una partida de dominó. Sin embargo, esta bebida ha regresado en los últimos años a los aperitivos más selectos y los jóvenes se están animando a probarla. Al tratarse de una bebida de tarde, muchos consumidores han encontrado en este vino macerado con hierbas una alternativa menos calórica a la ginebra con tónica.

En concreto, el vermú contiene 130 calorías por cada 100 mililitros. El vaso típico para esta bebida es uno que tiene una capacidad de 220 mililitros, sin embargo, hay que tener en cuenta que, en su interior, se suele introducir un cubito de hielo y una aceituna.

El vino

El vino español es uno de los productos más conocidos en el mundo entero. La Rioja y la ribera del Duero son las dos denominaciones de origen más conocidas en nuestro país. Las dos principales variantes del vino son el tinto y el blanco. Ambos tienen un contenido energético similar: entre 85 y 82 calorías. La diferencia es escasa, pero es el vino blanco el que menos calorías tiene.

El vino se puede tomar en cualquier ocasión: como aperitivo, como maridaje de comidas y cenas, o solo. A partir del vino se elaboran otros combinados muy famosos en España como son la sangría y el tinto de verano. En estos últimos caso, el nivel de azúcares se incrementa y, en consecuencia, da lugar a una bebida más calórica.

El cava

El cava es también vino, pero espumoso. En su realización, pasa por dos fermentaciones y, en la segunda de ellas, se añade azúcar para que se transforme en etanol y, de esta manera, aumente la graduación alcohólica. Las calorías del cava se cifran en 75 por cada 100 mililitros, sin embargo, podrían variar en función de azúcar que contenga cada cava específicamente.

Los cavas brut son los que menos calorías tienen porque contienen menos azúcar. En este sentido, los dulces serían los más calóricos. En España, el consumo del cava está muy asociado a las navidades o a las celebraciones, pero también se trata de un buen caldo de acompañamiento en las comidas.

La sidra

Esta bebida típica de Asturias es una de las menos calóricas que existen. En concreto, la sidra contiene 49 calorías por cada 100 mililitros. Se elabora a partir de la fermentación de manzanas y el resultado es una bebida amarilla y con burbujas. Los locales de sidra y de comida asturiana también han ganado popularidad en los últimos años en ciudades como Madrid.

Se trata de una bebida que puede llegar a maridar con diferentes tipos de comidas. Sin embargo, el consumo habitual de esta bebida se realiza en los bares donde también se puede observar cómo se escancia.

La cerveza

Se trata de una de las bebidas alcohólicas favoritas de los españoles, pero también es la menos calórica que existe. La cerveza tiene unas 43 calorías por cada 100 mililitros. De color dorado, en su mayoría, y con una espuma y unas burbujas características, esta bebida se elabora mediante la fermentación de cereales como el trigo, la malta o el lúpulo. Siempre ha estado de moda, pero, en los últimos años, ha aumentado la popularidad de las artesanales.

A pesar de las pocas calorías que contiene, la cerveza es una bebida que se bebe en mayores cantidades que otras. Las típicas jarras alemanas o las pintas inglesas son el ejemplo de que esta bebida siempre se ha consumido en vasos grandes. Es decir, la razón de muchas barrigas redondas no es la cerveza en sí, sino la falta de voluntad del bebedor para controlar las dosis.

Fuente: EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios