sábado 15/5/21

La carta que una mujer dejó a sus vecinos en el ascensor emociona a cientos de personas

El texto está dando la vuelta a España
La carta que una mujer dejó a sus vecinos en el ascensor emociona a cientos de personas
La carta que una mujer dejó a sus vecinos en el ascensor emociona a cientos de personas

Según recoge el HuffPost, el usuario de Twitter Isaac Corrales ha compartido en su perfil el maravilloso cartel que se ha encontrado en el ascensor.

“Llueve en Madrid pero nunca llovió que no escampara. Aunque no lo creas puede que esos días fueses importante para alguien”, ha reflexionado en la publicación en la que ha adjuntado la carta.

Cristina, una vecina de Corrales, ha colgado en el ascensor un texto por motivo de su cumpleaños para dar las agracias a los que el año pasado, en pleno confinamiento, le hicieron un bonito regalo sin apenas conocerla. “Es casi seguro que los destinatarios de esta carta no sois conscientes de lo importante que fuisteis para mi aquel día”, reconoce.

La autora recuerda que hace 365 estaba embarazada de su primer bebé, nerviosa, confinada, miedosa y privada de su familia y amigos. Le tocó afrontar su cumpleaños con tristeza y temor, aunque acabó con las sensaciones de alegría, ternura o humanidad. 

“Como cada tarde en aquellos momentos, salimos al aplauso en la ventana. Allí, alguien que aún desconozco ponía música para amenizar nuestras veladas. Aquel día, sonó el cumpleaños feliz por sus altavoces. No iba dirigido a mí, pero yo acababa de recibir la sorpresa de una videoconferencia con mis seres queridos y estaba feliz de haberles visto, reunidos en una fiesta telemática”, asegura echando la vista atrás.

Cristina confiesa que se apropió de aquella canción y comenzó a cantarla, bailarla y dar saltos en su terraza: “Los balcones de enfrente empezaron a aplaudir y algunos incluso me gritaron un ‘felicidades’ que recibí con la alegría de quien anhela celebrar”.

Tres días más tarde, el 12, nació su hija Chloé. Cuando regresaron a casa del hospital, salieron al balcón y volvieron a ver a sus vecinos: “Una mujer que a veces tocaba el piano, un matrimonio que solía hacer ejercicio en la terraza, una chica que salía con su perro a aplaudir, una señora de pelo blanco, una pareja que nos saludaba”.

En ese momento, tal y como cuenta, recibieron “un aplauso, un saludo, un gesto de abrazo, un corazón formado por las manos”.

Por eso, un año después, Cristina ha querido rememorar ese momento y agradecer a sus vecinos aquel cumpleaños tan extraño. “A pesar de no conocernos, ocupasteis el lugar de uno de los días más importantes de mi vida”, concluye. 

La autora ha recibido respuestas en la misma hoja de parte de sus vecinos. Alguno le dice que casi llora, mientras que otro directamente le comenta que no puede parar de llorar. “Eres un sol, te queremos”, le escribe un tercer vecino. 

Una historia que se ha hecho viral en Twitter. 

Comentarios