domingo 29.03.2020

El sargento Gabriel, muerto apuñalado en una pelea: dejó todo para entrar al Ejército

La Policía Nacional arrestó el día de Año Nuevo al agresor que supuestamente le clavó un cuchillo al mando militar en la Discoteca Ibiza
El sargento Gabriel, muerto apuñalado en una pelea: dejó todo para entrar al Ejército - El Español
El sargento Gabriel, muerto apuñalado en una pelea: dejó todo para entrar al Ejército - El Español

Según informa Jorge García Badía en El Español, fue directo a darle la mano haciendo el ademán de disponerse a felicitarle el Año Nuevo y cuando llegó a la altura del sargento del Ejército de Tierra Gabriel Gonzalo Heredia sacó un cuchillo para clavárselo sin miramientos justo debajo del pecho. La puñalada fue certera, limpia y mortal de necesidad. “Yo salía del cuarto de baño cuando ‘Gabri’ vino directo hacia mí y comenzó a gritarme: ¡‘Cris’ me han apuñalado, ‘Cris’ me han apuñalado!”, tal y como relata totalmente devastado Cristian, el amigo íntimo de este mando militar que estaba destinado en la Base de Cerro Muriano de Córdoba y que perdió la vida durante una fiesta de Nochevieja celebrada en la Discoteca Ibiza de Murcia.

“Era la última salida que hacíamos los amigos antes de que ‘Gabri’ se marchara en misión internacional a Letonia”, precisa Cristian a EL ESPAÑOL sin poder dar crédito todavía al luctuoso final que tuvo el cotillón. El próximo 17 de enero era la fecha en la que debía partir al citado país de Europa Oriental el sargento del Regimiento Acorazado Córdoba X: Gabriel Gonzalo Heredia. Este mando militar nacido en Ecuador y con nacionalidad española se encontraba disfrutando de un permiso que había aprovechado para desplazase a la Región de Murcia en la que hace años residió junto a su madre y sus tres hermanos.

“Le conocí cuando me vine de Ecuador a vivir a España”. Cristian y Gabriel trabaron amistad en el municipio murciano de Mula y el objetivo del viaje del sargento era despedir 2019 en compañía de los amigos que hizo durante su adolescencia. “Cada vez que venía a verme a Mula salíamos por la zona de ocio de Atalayas que hay en Murcia”. En este punto de la capital murciana se concentran varias salas de fiesta de ambiente latino y la pandilla decidió despedir allí la última noche del año: “Habíamos comprado la entrada anticipada en la Discoteca Ibiza”. La velada era prometedora porque por 10 euros iban a disfrutar de un cotillón, champagne, un cubata y la música del DJ EX­-Javier Salas.

“Gabriel, Ángel, Lizeth y yo quedamos directamente en la puerta del local después de tomarnos las uvas”. El ambiente del cotillón fue festivo hasta que pasadas las siete de la mañana los cuatro amigos se sentaron en una mesa. “Cuando yo me fui al cuarto de baño, ellos estaban riéndose en una mesa que está en medio de la pista de baile, entonces un tío se acercó a darle la mano a Gabriel y le dio una puñalada debajo del pecho”. Cristian no dudó un segundo en prestar auxilio a su amigo. “No paraba de gritarme: ‘¡Cris me han apuñalado!’ Le estuve presionando la herida con las manos porque sangraba mucho, a la altura de la barra comenzó a desvanecerse y tuve que tirar de él para sacarle a la calle”.

En la discoteca se generó un tumulto de gente que no sabía qué estaba ocurriendo y el agresor aprovechó para darse a la fuga. “Cuando llegamos al aparcamiento le dije a mi amiga Lizeth que siguiera taponando la herida mientras yo llamaba a una ambulancia y entonces comenzaron a llegar coches de la Policía Nacional”.

-¿El agresor apuñaló a su amigo sin mediar palabra?

-No hubo discusiones ni peleas. Parece que este tío se acercó a la mesa a darle la mano y lo que hizo fue darle una puñalada.

“Ha sido el hermano de Carla”

El sargento, de 31 años, estaba con la guardia baja y la hoja del cuchillo se hundió en su abdomen: ingresó en estado grave en el Hospital Reina Sofía y le operaron de urgencia. “Después de la intervención entró en parada y murió”. Cristian no puede dejar de darle vueltas a las últimas palabras que pronunció su mejor amigo en el aparcamiento de la discoteca antes de ser introducido en la ambulancia: “Ha sido el hermano de Carla”. La mencionada joven, de nacionalidad ecuatoriana, era amiga del fallecido y también se encontraba en la misma sala de ambiente latino asistiendo a la Fiesta de Nochevieja. “Gabriel y Carla siempre han tenido una amistad muy íntima, les gastábamos bromas diciendo que eran novios, pero no tenían ninguna relación sentimental”.

Sigue leyendo este reportaje completo en El Español

Más información en vídeos 
Comentarios