martes 21.01.2020

La verdad sobre la cebolla que 'cura' la tos y congestión: ¿realidad o mito?

La ciencia ha tratado de desentrañar si la cebolla partida y colocada en la mesilla de noche sirve de algo cuando se sufre gripe o catarro
La verdad sobre la cebolla que 'cura' la tos y congestión: ¿realidad o mito? - GTRES
La verdad sobre la cebolla que 'cura' la tos y congestión: ¿realidad o mito? - GTRES

Según informa José Pichel en El Español, estamos en plena época de catarrosgripes resfriados, y cada uno se alivia como puede. Nadie nos va a evitar el malestar durante varios días y no hay soluciones milagrosas ni siquiera en la farmacia. Por eso, los remedios caseros, con mayor o menor acierto, siguen siendo una referencia.

Entre los más populares está la cebolla en diferentes preparaciones. Hay quien recomienda partirla en dos mitades o cortarla en trozos finos y dejarla en un plato en la mesita de noche. Algunos le añaden azúcar y agua. Otros apuestan por hervirla y respirar sus vapores. También hay quien dice que lo mejor es mezclarla con miel, ajo o limón.

La idea es que los vapores de la cebolla actúan como un analgésico natural, que puede calmar la irritación e hidratar las mucosas, además de aliviar la tos. En definitiva, muchas personas consideran que oler cebolla les hace respirar mejor

En Internet se ha popularizado una historia según la cual una familia de agricultores de Estados Unidos se habría salvado de la virulenta gripe de 1918, que se conoció como "gripe española" y acabó con la vida de 40 millones de personas en todo el mundo, gracias a las cebollas.

¿Tiene esta idea algún respaldo científico? La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe ampliamente este alimento, sus características y sus propiedades. Incluso hace referencia a ciertos usos farmacológicos de los extractos de la cebolla frente al colesterol o la diabetes. Sin embargo, sólo habla de "usos descritos en medicina popularno respaldados por datos experimentales o clínicos" cuando se trata de enfermedades respiratorias o fiebres.

Según explican especialistas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) en el portal Salud sin Bulos, muchas personas creen que las cebollas son capaces de absorber las bacterias y hacer que nuestro organismo quede libre de ellas. Sin embargo, no es cierto que este alimento tenga ningún efecto antibiótico y, aunque así fuera, la gripe y el resfriado están causados por virus, no por bacterias. Del mismo modo, tampoco tienen un efecto antiviral.

Aunque hay estudios in vitro y en animales que muestran algunos beneficios para la salud (para problemas diversos más allá de enfermedades respiratorias), los expertos creen que hay que ser cautos a la hora de extrapolar los resultados al ser humano, ya que se dan resultados heterogéneos.

Sigue leyendo este artículo completo en El Español

 

Más información en vídeos 
Comentarios