domingo 22.09.2019

Un restaurante se lleva la gloria gracias a su respuesta a un cliente en TripAdvisor

"Espero una cosa que cumpla su palabra y no vuelva” le sentencian después de darle un buen repaso

Un restaurante se lleva la gloria gracias a su respuesta a un cliente en TripAdvisor
Un restaurante se lleva la gloria gracias a su respuesta a un cliente en TripAdvisor

Según recoge el HuffingtonPost, la Sidrería El Gato Negro es uno de los mejores locales de Oviedo. Eso, al menos, es lo que se concluye si se echa un vistazo a su página en TripAdvisor, donde figura en el segundo puesto de 850 restaurantes en la ciudad.

Eso no impide, sin embargo, que haya quien puntúe al negocio de la peor forma posible. De hecho, un usuario le adjudicó la peor nota disponible (un uno sobre cinco) y escribió: “No puedo valorar la oferta gastronómica, porque las veces que he intentado comer allí me ha sido imposible, el personal no se preocupa para nada a buscarte una mesa, ni en encontrártela. No volveré”.

Poco después el restaurante respondió (y de qué forma) y ahora, casi dos años después de aquello, la contestación se ha hecho viral porque la han publicado medios como La Opinión de Murcia o La Nueva España.

“Usted lo primero que tiene que hacer es usar el teléfono para hacer una reserva y así no tendrá problemas en que nunca le dispensemos una mesa. ¿Cuál es su problema? Que siempre llega sin reserva y tarde”, comienza diciendo el representante de la sidrería. 

“Yo no sé quién es usted porque esta aplicación permite poner un comentario pero no se sabe quién te lo pone, pero sí le voy a decir una cosa: usted seguro seguro que siempre llega tarde”, prosigue antes de recordar que eso es un bar y que no tienen por qué estar 24 horas allí para ese cliente.

“Mi personal de cocina abre a las 13.00 y cierra a las 15:50, y vuelve a abrir a las 20:30 hasta las 23:30 por semana y hasta las 23:45H viernes y sábados. Tiempo suficiente para que usted pueda comer. Lo que no puedo es coger tantas mesas que no cumpla esos horarios”, prosigue.

El dueño del bar recuerda que la gente que trabaja en la cocina tiene “familia, hijos y una vida”. A continuación, explica que él trabaja 13 horas de media y que descansa un día por semana exceptuando julio, agosto y septiembre, meses en los que no para. 

“Este año he tenido tres días de vacaciones. Y a eso hay que sumarle siete días que estuvo mi padre ingresado que estuve en el Huca”, añade.

“Resumiendo: a día de hoy he descansado en este 2017 un total de 36 lunes, 7 días de hospital y tres de vacaciones en Bilbao, y a todos estos días de descanso hay que añadir dos horas que me lleva la gestión de reservas, pedidos y chollos”, prosigue antes de zanjar: “Y usted diciendo que no tengo ganas de trabajar, vamos que se ha lucido. Sí espero una cosa que cumpla su palabra y no vuelva”.

Más información en vídeos 
Comentarios