viernes 22/1/21

El remedio insano del Aquarius: ni cura la gastroenteritis ni es útil para deportistas

El consumo de este refresco azucarado se ha popularizado hasta tal punto que es utilizado por personas sedentarias o ante episodios de diarrea y vómitos

El remedio insano del Aquarius: ni cura la gastroenteritis ni es útil para deportistas - EL ESPAÑOL
El remedio insano del Aquarius: ni cura la gastroenteritis ni es útil para deportistas - EL ESPAÑOL

Según informa José Andrés Gómez en EL ESPAÑOL, de entre todos las bebidas azucaradas que podemos encontrar en el mercado, el Aquarius es una de las que goza de mayor popularidad gracias a sus presuntas propiedades salutíferas. Desde hace años, las campañas publicitarias que ha lanzado Coca-Cola para anunciar este refresco han repetido hasta la saciedad eso de "la bebida para deportistas". Y nos lo hemos creído hasta tal punto que su consumo se ha popularizado incluso entre personas sedentarias o que realizan muy poca actividad física. "Hace 25 años decidimos lanzar una bebida para deportistas, pero tú decidiste beberla cuando te dio la gana", dice la nueva campaña de la marca que acaba de ver la luz.

El disparate ha llegado hasta tal punto que, desde hace años, el Aquarius ha sido utilizado como remedio para tratar la gastroenteritis. No resulta extraño acudir a la consulta del médico después de sufrir un episodio de vómitos y diarrea y que éste nos recomiende ingerir esta bebida sin ningún tipo de cortapisa. "Este tipo de recomendaciones no tienen ninguna base científica", asegura de forma tajante el dietista-nutricionista Daniel Ursúa, autor del blog Nutrihabits. "Al igual que cualquier otro refresco azucarado, el Aquarius no es nada recomendable desde el punto de vista nutricional puesto que sabemos desde hace años la estrecha relación existente que hay entre el consumo de refrescos y la obesidad", añade.

Pero, empecemos por el principio. ¿Qué aporta a nuestro organismo una lata de Aquarius? Si acudimos a las declaraciones nutricionales del producto podemos ver que se trata de una bebida que está compuesta principalmente de azúcar y sales minerales. Según se puede leer en su propia web, 100 mililitros de este refresco contienen 4,4 gramos de azúcares. "Sólo con una lata de Aquarius estamos ingiriendo alrededor de 6,5 terrones de azúcar", explica Ursúa. Es decir, bebemos de un plumazo unos 21 gramos de sacarosa cuando la OMS recomienda no consumir más de 25 gramos de azúcar al día para poder "proporcionar beneficios adicionales para la salud" y nunca más de 50 gramos en el contexto de una dieta de 2.000 calorías.

Un aporte insuficiente de potasio

El quid de la cuestión sobre por qué no deberíamos beber Aquarius para curar una gastroenteritis se encuentra tanto en el aporte de azúcares como en el de electrolitos. Tal y como apunta la dietista-nutricionista Bárbara Sánchez, un litro de este refresco contiene 200 miligramos de sodio y una cantidad mínima de potasio. Cuando sufrimos una deshidratación a nivel digestivo perdemos sobre todo agua y potasio, y el que obtenemos a través de esta bebida es del todo "insuficiente".

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Comentarios