viernes 22.11.2019

Relaciones de pareja: Cómo facilitar y mejorar el deseado orgasmo femenino

Los prejuicios y la falta de información son las razones principales por las que no se llega al orgasmo femenino. Mejora tu vida sexual con estos tips

Relaciones de pareja: Cómo facilitar y mejorar el deseado orgasmo femenino
Relaciones de pareja: Cómo facilitar y mejorar el deseado orgasmo femenino

Según informa Ada Funes en EL ESPAÑOL, el orgasmo femenino es diferente en todas las mujeres e incluso hay muchas de ellas que tienen dificultades para conseguir llegar a él. Con una serie de cambios sencillos en los hábitos sexuales, la situación puede solucionarse sin demasiado esfuerzo. Es importante tener voluntad de cambiar la situación y para ello, hay que salir de la zona de confort y probar nuevos métodos.

Tips para facilitar el orgasmo femenino

Como se ha comentado, salir de la zona de confort es muy importante. Si nunca se ha explorado el cuerpo en profundidad, es un buen momento para hacerlo. Pero no solo el cuerpo de una misma sino el de su compañero o compañera.

No solo se trata de pasar la mano, hay que acariciar, presionar, rozar, etc. Conocer bien los cuerpos de ambos puede ayudar a despertar la libido, pero lo que también se busca con ello es facilitar el orgasmo de la mujer gracias a la excitación. A una exploración se le debe incorporar el componente emocional. Hay que dejar fluir las emociones y las fantasías. No importa cómo sean, pero hay que tener presente que el cerebro también puede ser un órgano sexual.

Para salir de la zona de confort, hay que probar cosas nuevas, como las posturas. Puede que se tenga por costumbre la práctica de una o dos posturas diferentes y quizá por ello no se llega al orgasmo. Hay que buscar aquellas que permitan tener una mayor fricción para que el orgasmo clitoriano se dé con más facilidad, en las siguientes recomendaciones te mostramos las mejores posturas sexuales para facilitar el orgasmo.

La estimulación del clítoris y el punto G

La estimulación del punto G es uno de los aspectos que no hay que dejar de tener en cuenta. Aunque para muchas personas pueda parecer un tópico y para otras una leyenda, está demostrado que existe. Se encuentra a unos 5 centímetros de la vagina y tiene una misión importante. Coordina al resto de los músculos relacionados con los espasmos sexuales. Si se quiere llegar a él, hay que penetrar la vagina con los dedos. También con el pene o con juguetes sexuales especialmente diseñados para ello.

No hay que tener miedo a esta clase de juguetes dado que pueden llegar a rincones donde el pene no podría. Con el movimiento continuo que pueden llegar a tener los vibradores cualquier mujer puede vivir una experiencia inigualable. Tienen la capacidad de estimular la gran cantidad de terminaciones nerviosas que se encuentran en este lugar. Esto, también tiene la capacidad de facilitar el orgasmo femenino.

Si hemos probado los juguetes sexuales, no hay que olvidarse de los juegos sexuales previos. Es importante mantener la calma y dejar que todo fluya. Sobre todo, no hay que pensar que en una relación sexual tiene que haber obligatoriamente penetración. No todas las mujeres consiguen llegar al orgasmo fácilmente con la penetración, pero sí de otras formas. Hay que probar con sexo oral, caricias, magreos, juguetes, etc., para aumentar la excitación.

Por otro lado, podemos encontrarnos con los ejercicios de Kegel. Son unos ejercicios muy recomendados para estrechar la vagina y fortalecer el suelo pélvico tras el parto. Si se hacen al menos 100 repeticiones con estos ejercicios, se pueden llegar a tener muchos beneficios. Entre ellos se encuentran:

  •  Reducir los dolores que se producen después del parto
  •  Previenen la incontinencia urinaria
  • Pueden estrechar la vagina
  •  Favorecen el orgasmo femenino

Para hacerlos se debe realizar una contracción vaginal, retención y relajación. Se contrae, se mantiene unos 10 o 15 segundos y se relaja durante otros 10 o 15 segundos. Podemos hacer series de 10 repeticiones y hacerlas en cualquier momento del día, incluso trabajando. Nadie se enterara de que estamos realizando los ejercicios de kegel y pronto se tendrán resultados.

La masturbación ayuda a conseguir excelentes orgasmos

La masturbación es otro factor importante a la hora de lograr el orgasmo en una mujer. De hecho, es más importante de lo que se puede llegar a pensar. No es solo proporcionarse placer, la masturbación es mucho más. Un gran número de expertos en sexología recomiendan a sus pacientes que se masturben.

De esta forma, cualquier mujer puede conocer aún mejor su cuerpo. Es una de las mejores formas para poder identificar cuáles son las zonas que proporcionan una mayor excitación. No dudes en dedicarle un buen rato, en probar cosas nuevas y descubrirás que se puede pasar muy bien.

Controlar la respiración puede ser otra forma excelente de conseguir un orgasmo. Con las respiraciones largas se consigue proporcionar a los músculos de más oxigenación. Gracias a ello, el cuerpo se encuentra en las mejores condiciones para poder alcanzar el climax. ¿Sabías que cambiar el tipo de respiración puede aumentar notablemente la excitación? Cuando se está teniendo una relación sexual, a veces cuesta bastante concentrarse. La clave es practicar, acostumbrarse e ir aprendiendo poco a poco.

Poner los músculos en tensión ayudará a facilitar los orgasmos. Se recomienda que para habituarse se contraigan los músculos del cuerpo. No importa qué grupo muscular sea, pero hay que hacerlo sobre todo con los músculos vaginales.

Si como mujer no se consigue llegar al orgasmo, es importante hablarlo con la pareja. Entre dos se pueden llevar mejor las cosas. Además, seguro que no faltará ayuda para superar esta dificultad, sobre todo si se tienen en cuenta los consejos que se han enumerado en este artículo.

Fuente: EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios