jueves 27.02.2020

El futuro del restaurante Tigris, en el aire: así ha quedado tras el paso de Chicote

El presentador de 'Pesadilla en la cocina' (laSexta) se ha enfrentado a su primer kebab en Alcorcón
El futuro del restaurante Tigris, en el aire: así ha quedado tras el paso de Chicote
El futuro del restaurante Tigris, en el aire: así ha quedado tras el paso de Chicote

Según recoge el HuffPost, Alberto Chicote se ha estrenado por primera vez con un kebab. El popular cocinero y presentador de Pesadilla en la cocina (laSexta) se ha desplazado al restaurante y tetería Tigris, situada en las afueras de Alcorcón, para intentar remontar el vuelo.

El chef ha tenido que lidiar con el carácter de Karim, el dueño del local, que llevaba un tiempo intentando deshacerse del negocio, abierto hace ya más de 17 años. Dos años después de su grabación, en enero del 2018, el establecimiento sigue abierto y mantiene más o menos la clientela de la etapa previa al paso de Chicote.

“Los primeros días sí vino bastante más gente, pero luego fue disminuyendo poco a poco y ahora es más o menos la de siempre. Esto está en un barrio y tampoco es Madrid como para que venga muchísima más clientela. A ver en los próximos días si con la emisión vuelve a haber otro tirón”, retrata a El HuffPostAna Campaña, la dueña del negocio. 

Asegura que decidieron contactar con el programa fundamentalmente para “dar visibilidad y publicidad”. “Al principio no estaba muy preparada. Te da un poco de caña y hay momentos que no sabes si estás rodando o no y te pierdes, pero con él estuvo bien, no tuvimos ningún problema”, recuerda mientras echa la vista atrás.

Otro objetivo por el que decidieron lanzarse fue el de ver si podían vincular de alguna forma la planta de abajo con la de arriba, algo que no consiguieron del todo.

Campaña afirma que el programa le comentó que la planta de abajo estaba muy bien, así que se centraron en reformar solamente la de arriba: “Han aprovechado las mesas que tenían, han puesto el tablero, lámparas, un mural. Hicieron fundamentalmente un cambio en la decoración”. 

El nuevo Tigris tras

Lo que sí consiguieron de Chicote fueron ideas nuevas para completar y dar más variedad al menú. La dueña describe que les dijeron que muchas recetas que ya tenían estaban bien, porque su marido es árabe y las saben hacer a la perfección, pero sí que reconoce que les aportaron algún plato distinto. 

“Nos ayudó con algunas recetas que a la gente sí que les gusta como, por ejemplo, un tipo de tajin, otro de cuscús, un plato de falafel con mozzarella o algún postre concreto como una tarta que gusta mucho”, apunta Campaña, quien concreta que han tenido que retocar alguna de ellas por las especias.

Actualmente, la supervivencia del Tigris a largo plazo está un poco en el aire. Los dueños, que están llegando a la edad de jubilación, están aguantando a la espera de si su hijo, que está estudiando anatomía patológica, decide continuar con el negocio familiar. 

“Mi marido estaba antes como autónomo, pero aprobó las oposiciones y ahora también está fuera trabajando. Yo lo compagino con un trabajo en un hospital. Mi hijo sí que está estable y dado de alta a jornada completa, mientras estudia, pero cuando a él no le interese, no podremos hacer más. Estará hasta que él decida, porque a la chica no le gusta la hostelería”, cuenta Campaña.

La dueña no duda en resaltar la pena que le daría cerrarlo tras casi dos décadas, por ello, estarían dispuestos a ayudar a su hijo en caso de que decida continuar.

Hasta el momento, el Tigris es el tercer establecimiento de esta temporada que sigue abierto, tras el food truck El Submarino y El Cantábrico, un local de Cádiz. Por otro lado, La cueva de Juan cambió de dueño al mes de grabar el programa y actualmente se llama Asador los Robles. 

Más información en vídeos 
Comentarios