miércoles 21/10/20

Pelvis Presley, el abrigo en el prostíbulo y otras siete anécdotas de Gürtel que no conocías

Una Nochebuena en el calabozo, un presidente autonómico para descargar 6.400 toneladas de clementinas o un enchufe en un hospital que salió rana

Pelvis Presley, el abrigo en el prostíbulo y otras siete anécdotas de Gürtel que no conocías - EL ESPAÑOL
Pelvis Presley, el abrigo en el prostíbulo y otras siete anécdotas de Gürtel que no conocías - EL ESPAÑOL

Según informa Daniel Montero en EL ESPAÑOL, la operación Gürtel se ha convertido, por extensión, montante y peso político en una de las operaciones contra la corrupción más importante de España. Además de hacer historia por ser el primer procedimiento en el que un presidente del Gobierno tiene que acudir a declarar como testigo. El partido del Ejecutivo ha sido condenado a título lucrativo y la oposición ha pedido una moción de censura para sacar a Rajoy del cargo.

Pero la operación Gürtel es mucho más. Durante más de un año, los agentes de la Policía Nacional siguieron día y noche los pasos de Francisco Correa y de sus hombres. De empresarios y políticos. Y estas son algunas de las anécdotas e historias más rocambolescas que lograron captar: 

1) El abrigo intercambiado en el prostíbulo

Era 28 de enero de 2009 y quedaban pocos días para que Francisco Correa fuera detenido. Sin embargo, el principal condenado del caso Gürtel tenía preocupaciones más mundanas. Por error, había intercambiado su abrigo con el de otro cliente en el Club Pigmalión, el prostíbulo al que solía acudir con tanta frecuencia que era conocido en su entorno como la oficina. El problema era doble. Por un lado se había llevado una prenda de mucha menor calidad que la suya. Por otro, tendría que dar explicaciones en casa sobre el paradero de su abrigo, hecho a medida. Así se lo explicaba ese mismo día por teléfono a su empleado Álvaro Pérez, absuelto en esta parte de la causa:

- Oye, ¿Apareció mi abrigo o no?

- Pues ya tenemos al dueño, -contestó Álvaro.- Resulta que sois gilipollas porque no mirasteis en los bolsillos, que llevaba un papel. Ya sabemos el nombre y alguien del club se iba a poner en contacto con él hoy por la mañana.

- El tío no lo ha devuelto el cabrón.

- No pero lo más importante es qué coño ha dicho este tío en su casa… porque pensamos que está casado y tiene familia y todo.  Llega con un abrigo que vale un huevo que está hecho a medida ¿y no le preguntan? Puede mentir y decir que se lo ha encontrado o que se lo han cambiado en el perchero de El Corte Inglés. El Hijo de puta puede decir cualquier cosa.

2) Pelvis Presley, el terror de las latinas

Álvaro Pérez, conocido como El Bigotes, ha dado muestra de su peculiar forma de ser a lo largo de los 10 años de investigación. Pero sus guiños, bromas y frases hechas aparecen desde el primer momento en la causa. En plena investigación, los agentes monitorizaron su viaje a Houston para asistir a la gala de los Grammy. El organizador de eventos tenía el proyecto de traer a Valencia la ceremonia de los Grammy latinos, por lo que viajó a Estados Unidos para conocer de primera mano la organización del evento. Le dejó perplejo, hasta el punto en que definió la gala como “uno de los espectáculos más grandiosos que se pueden ver sobre la puta tierra”. Poco después aseguró entre risas y en tono jocoso que la gente del lugar le llamaba “Pelvis Presley”por cómo movía las caderas.

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios