Pasa 47 días detenido y sin ir al baño para que la policía no detecte la droga que se había tragado

Tras 47 días detenido, las autoridades lo han puesto en libertad "siguiendo los consejos médicos y legales" para recibir tratamiento médico

Pasa 47 días detenido y sin ir al baño para que la policía no detecte la droga que se había tragado
photo_camera Pasa 47 días detenido y sin ir al baño para que la policía no detecte la droga que se había tragado

Según recoge Informativos Telecinco, durante más de 6 semanas, Lamarr Chambers, detenido por un supuesto delito de venta de drogas, se negó a defecar para evitar que la policía pudiera confirmar si realmente se tragó las sustancias estupefacientes antes de su arresto. Tras 47 días, las autoridades lo han puesto en libertad "siguiendo los consejos médicos y legales" para recibir tratamiento médico.

El pasado 17 de enero, Lamarr Chambers, de 24 años, de Villa Road, en Brixton, Londres, fue detenido por un supuesto delito de venta de sustancias estupefacientes.

Antes de ser arrestado por los agentes, y según las sospechas de las autoridades como informa Independent, se tragó la droga. Desde la fecha, el joven se negó a ir al baño para evitar que los investigadores pudieran analizar las heces y confirmar si realmente había sustancias ilegales en su organismo.

Durante un total de 47 días, el detenido se ha negado a defecar, poniendo así en riesgo su vida, ya que los médicos aseguraban que si en su organismo hay drogas, su cuerpo las puede absorber.

La policía de Essex ha informado en un comunicado que han liberado a Chambers "siguiendo los consejos médicos y legales" para recibir tratamiento médico en un hospital. 

"Sobre la base de toda la evidencia médica en este caso, es más apropiado, tanto en interés del señor Chambers como de la justicia, garantizar que reciba el tratamiento hospitalario que necesita", señalan fuentes policiales.

"Las fuerzas policiales tienen una responsabilidad legal y ética por el bienestar de las personas que se encuentran bajo custodia policial", dijo el jefe de policía B. J. Harrington.

Las autoridades han señalado que un médico visitaba diariamente al detenido y que le proporcionaban comida y agua rutinariamente.

Comentarios